4 de abril de 2011 14:24 PM
Imprimir

Las causas de la disminución de la mano de obra en el sector agropecuario

CHILE : Junto con darse a conocer las cifras de cesantía del último trimestre, quedó de manifiesto un componente que influye en la baja absorción de la mano de obra por parte de los campos y se trata de la creciente mecanización de los diversos procesos productivos de la zona

Hay rubros agrícolas que vienen trabajando en aumentar la eficiencia de sus procesos desde hace muchos años, como es el caso de la lechería, pero hay otros donde la inclusión de estas tecnologías recién está comenzando como es el caso de la cosecha de berries. El primer productor de la zona en dar a conocer que la producción de arándanos a futuro apunta a la industrialización fue Mauricio Momberg, quien ya trajo una máquina de cosecha para poder rescatar la fruta que quedó colgada en las plantas debido a la falta de mano de obra que viene afectándolos.”La mecanización ya está, estoy de la semana pasada cosechando (…) en Río Bueno anda otra máquina cosechadora y en San Pablo, la de la productora Carmen Cornejo. Esta máquina que tengo es autopropulsada, es como una trilladora que mete la amelga al medio, la sacude, cae la fruta y va saliendo. Esto no es para exportar, es para limpiar lo que queda y va al mercado de los congelados”, contó Momberg en conversaciones con El Austral .En cuanto a la tecnología existente, dijo que hay máquinas que pueden reemplazar hasta 100 personas, o si antes en un huerto se utilizaban 500 trabajadores, éstos pueden disminuir a 100. Esto implicará una reducción importante en los costos de producción, porque la mano de obra es uno de los ítems más demandantes.En este mismo contexto cabe señalar que la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) publicó que en febrero hubo un aumento de las exportaciones de congelados, que llegó a un 150%, alcanzando 2.853,7 toneladas.Frente a esto, explicó que existe la posibilidad que dada la situación de la mano de obra, la fruta de exportación se estabilice en la cantidad actual y el resto se vaya a la industria.PapasUn sector donde también se ha reducido fuertemente la utilización de mano de obra es en la producción de papas y una de las razones que llevó a incorporar tecnologías fue la disminución de la mano de obra que decidió emigrar hacia la cosecha de berries atraídos por mejores precios y menos esfuerzo.El ingeniero agrícola Hardy Aguilera, presta servicios a productores de papas y recordó que hace unas semanas se hizo una expopapas con toda la tecnología que ha llegado y expresó que desde el año 2000 la mecanización ha aumentado en un 70%.”Es para hacer más rápido el sistema y abaratar costos. La mano de obra se ha disminuido en un 50%, pero lo que pasa es que en nuestro rubro disminuyó mucho, porque los berries crecieron y nos quitó la gente, porque es menos sacrificado el trabajo”, contó Aguilera.El agrónomo agregó que actualmente una cosecha manual -con gente y arrancadora- puede costar entre 12 a 14 pesos por kilo; mientras que una cosecha mecanizada sale entre 5 y 8 pesos.”La mecanización a full está recién partiendo (…) hoy día la plantación ha crecido harto en cuanto a maquinaria. Por ejemplo, en mi caso que presto servicios, el año antepasado tenía una máquina de cuatro hileras plantando y hoy tengo tres y todavía falta maquinaria”, dijo Aguilera.Coincide con él, el productor Eduardo Opitz, quien contó que cada vez es más imprescindible la maquinaria, porque la mano de obra que consiguen muchas veces no es de buena calidad.”Las máquinas se utilizan para siembra, cosecha y selección de papas (…) con esto ahora sólo requieren a dos personas trabajando en la máquina y expertos en la selección entre 12 a 14 personas”, detalló Opitz, quien tiene una plantación cercana a las 110 hectáreas, las cuales aumentan todas las temporadas mientras que la mano de obra siempre se mantiene.Entre los beneficios destacó la mayor rapidez de los procesos y una mayor constancia, porque muchas veces la gente no llegaba a trabajar.LecheAlgunos asesores del rubro lácteo, señalan que se ha acrecentado de manera importante la inclusión de tecnología, lo cual ha generado que se requiera menos mano de obra, pero con mayor capacitación. Actualmente todas las lecherías cuentan con equipos automáticos con diversos grados de tecnología. En principio sólo ordeñaban, pero ya han llegado otras aplicaciones como los retiradores automáticos de pezoneras.Existen sistemas computacionales que permiten reconocer al animal cuando entra a ordeña y le entrega alimentación automática de acuerdo a sus características, lo que permite que el trabajador se concentre en hacer solo una labor específica y ya no está preocupado de hacer todo el proceso como antes.Al hacer más eficiente el sistema de producción, una misma persona puede ordeñar más vacas por hora dependiendo de las facilidades que entregan los equipos y el tamaño de las salas. Esto requiere mayor capacitación para que pueda entender el proceso completo, antiguamente el ordeñador no tenía mucha escolaridad, pero ahora es importante que tenga un buen nivel.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *