16 de abril de 2011 17:33 PM
Imprimir

El monitoreo sirve para evitar que se exporte fruta que no esté en condiciones

El Senasa capacita a los inspectores y técnicos que trabajan en la campaña

Desde la Dirección Regional del Senasa NOA Sur seguimos haciendo todos los esfuerzos y tomando los recaudos necesarios, siempre contando con la colaboración permanente de la actividad privada y del Gobierno provincial, y el seguimiento técnico de la Eeaoc, para cumplir fielmente los lineamientos dispuestos por el Programa de Certificación de Fruta Fresca a los países de la UE y de otros con similares restricciones cuarentenarias, dijo el director regional del Senasa NOA Sur, Carlos Grignola.

Todos los años, la actividad comienza con las capacitaciones a monitoreadores de campo, inspectores de empaque y supervisores. "Trabajamos con la premisa de que la campaña en que estamos debe ser mejor que la anterior, y nos planteamos como objetivo que no tengamos detecciones de fruta con problemas en los mercados de destino". señaló. Es fundamental que la fruta con problemas no salga de las quintas -donde el monitoreo es un filtro-, y que lo que llegue a empaque esté lo mejor posible, para evitar que la fruta con problemas llegue a la caja definitiva. Todo está respaldado por el trabajo de los supervisores, que verifican y recorren campos y empaques.

"El programa viene dando buenos resultados todos los años, pero seguimos trabajando para hacerlo más eficiente en cuestiones sanitarias", dijo. "El objetivo es seguir sin ‘interdicciones’ en los mercados de destino; pero además, este año se pondrá más énfasis en lo relacionado a la calidad de fruta. Nuestros citrus deben llegar a los mercados consumidores sanos y con gran calidad; este es el objetivo final".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *