16 de abril de 2011 18:04 PM
Imprimir

Fuerte rechazo generan declaraciones contra la uva chilena

CHILE : Representantes de la industria frutícola chilena e internacional se manifestaron frente a los dichos de Jeff Scott, CEO de la Asociación de Uva de Mesa de Australia.

El llamado que esta semana realizara la Asociación de Uva de Mesa de Australia a través de su CEO, Jeff Scott, de “cerrarle” la puerta a las importaciones de uva chilena, generó una fuerte reacción de parte de diversos actores de la industria, no sólo chilena, sino también internacional.A principios de esta semana Portal Frutícola/Fresh Fruit Portal dio a conocer un comunicado de prensa firmado por Jeff Scott, en el cual llamaba a los consumidores a no comprar uva chilena, frente a los primeros envíos desde la nación sudamericana que llegarán vía aérea en aproximadamente una semana.Uno de quienes respondieron los dichos de Scott fue Don Goodwin, presidente de la empresa estadounidense Golden Sun Marketing.En una carta dirigida a Jeff Scott y que hizo llegar a Fresh Fruit Portal / Portal Frutícola, el empresario calificó de “irresponsables” los comentarios realizados por el CEO australiano. Enfatizó que “en un esfuerzo por promover la uva de mesa de su país, menospreció los productos de Chile y sugirió que las uvas chilenas no debían ser adquiridas por los consumidores australianos porque tenían un alto contenido de químicos”.De hecho, invitó a Scott a disculparse con los agricultores chilenos y aseguró que “si sus acciones representan una firme postura de sus creencias sobre la industria global de alimentos, creo que es tiempo de que renuncie”.En la misiva dijo que “todos debemos posicionar nuestros productos” sin embargo, consideró “inexcusables” aquellas estrategias que generan “engañosas percepciones en los consumidores”. Añadió que la industria hortofrutícola “no debe aceptar este comportamiento”.Además de generar un negativo mensaje a los consumidores australianos, para Goodwin los dichos de Scott pueden generar dudas en los consumidores mundiales sobre la seguridad alimentaria, independiente del producto o locación. Al respecto, el ejecutivo estadounidense aseguró que “tienen el potencial de generar daños a largo plazo para los productos frescos –incluyendo los de su propio país”.”Los años de esfuerzo por parte de la industria de productos frescos por lograr estándares globales de seguridad alimentaria podrían desmoronarse”, aseguró Goodwin.La reacción de la industria chilenaEn la misma línea que Don Goodwin, Antonio Walker, presidente de Fedefruta, aseguró que los comentarios de Scott son la “típica reacción cuando uno ha estado solo en el mercado y no le gusta que llegue otro competidor. Sin embargo, estamos en este mundo globalizado, de tratados de libre comercio, y tienen que estar dispuestos a que llegue competencia”.”Si quiere protegerse de las importaciones del resto del mundo que sea consecuente y que entonces, acepte no exportar (…) Le recomendaría que vea las ventajas: cuando llega competencia uno está obligado a mejorar calidad, rendimiento y bajar sus costos, entre otras cosas”.Uno de los argumentos utilizados por Scott es que la uva chilena recibe un tratamiento de fumigación con bromuro de Metilo. Para Walker, este argumento se trata de una “excusa barata” porque Chile cuenta con un producto que no se ve afectado por dicho compuesto. Asegura que lo está utilizando como una barrera para protegerse de un “país que es altamente competitivo”.Por su parte, Rodrigo Echeverría, Director de Fedefruta, comentó que la utilización de bromuro de metilo es una exigencia que hacen los países de destino para permitir el ingreso de la fruta, que corresponde a una “medida fitosanitaria” y que no es algo que Chile haga voluntariamente.Señaló además que el llamado hecho por Scott indirectamente es un reconocimiento a la competitividad de la industria chilena, una que ha sabido adecuarse al escenario internacional y una queja, que no debió haberse producido en esos términos.”Creo que es una estrategia equivocada la que han seguido los dirigentes australianos”, señaló.Echeverría comentó que algunos países han hecho un llamado a consumir fruta nacional como una forma de apoyar a los productores locales y por el tema de la huella de carbono “pero en ningún caso un ataque hacia una determinada procedencia de fruta de un determinado país, porque eso va absolutamente en contra de las reglas del comercio internacional que Australia tanto necesita”.Portal Frutícola

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *