20 de abril de 2011 07:53 AM
Imprimir

Alta productividad en pequeños espacios

MEXICO : En los agronegocios bajo ambiente protegido se busca obtener el más alto rendimiento por unidad de superficie, con bajos costos de producción y alta seguridad en inocuidad, que permitan conseguir la mayor rentabilidad económica con un producto de calidad, dirigido hacia un mercado dispuesto a pagar mejores precios.

En hidroponía, existen sistemas de producción cerrados en los que el agua con fertilizante disuelto en ella, se mueve desde un tanque sepultado en el suelo y riega las líneas de producción para posteriormente retornar por gravedad al mismo tanque y así volver a recircular varias veces al día. Esto significa que no existe desperdicio de agua puesto que en ningún punto se pierde. La planta se mantiene viva por una delgada película de solución que entra en contacto con las raíces.Este es el caso de un sistema conocido como NFT (Nutrient Film Technique) desarrollado en Inglaterra en los años 60 y NGS (New Growing System), una evolución del sistema anterior.En los sistemas cerrados es posible producir especies hortícolas, ornamentales y frutícolas. Es usado para la producción de hortalizas de porte alto -como pepinos, pimientos, jitomate, melón, etcétera-, y hortalizas de porte bajo o de hoja -como lechuga, fresa, espinaca, etcétera- y aromáticas diversas -albahaca, estragón, cebollín, etcétera. La producción de lechuga intensiva es un reconocido negocio que se lleva a cabo en sistemas hidropónicos cerrados, tiene ventaja sobre la producción tradicional en suelo e intemperie por no estar en contacto con la tierra y por regarse con agua limpia y tratada o desinfectada; por ello está libre de microorganismos peligrosos para la salud humana como salmonella y escherichia coli.La cantidad de plantas por m2 es mayor, la producción es bajo invernadero permitiendo producir durante todo el año sin verse afectada por lluvia, granizo, viento o frío ya que en él se puede controlar el medio ambiente con equipamiento que calienta o enfría el interior del invernadero. Con un costo de 400 pesos por m2 se puede hacer la conversión a este sistema en un invernadero. Por ejemplo, en un invernadero de 300 m2, con una inversión inicial de 120,000 pesos, con adecuación para la producción de lechuga tipo gourmet, es posible producir en siete ciclos al año un total de 31,000 piezas, con un costo unitario de 3.5 pesos y un precio de venta de 8.0 pesos. Sobra decir que es un negocio muy atractivo, ¿no?*Carlos Torres Barrera es especialista del Centro de Desarrollo Tecnológico Salvador Lira López. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.ctorresb@fira.gob.mx

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *