4 de abril de 2016 17:08 PM
Imprimir

Soja: desestimaron un planteo judicial contra Monsanto

Una jueza rechazó que se suspenda una cláusula que aplica la empresa.

Monsanto ganó una batalla judicial en su pelea con entidades vinculadas al agro por la cláusula que impulsó en los contratos de compraventas de granos para buscar asegurarse el cobro de su tecnología en soja Intacta, resistente a insectos.

Ayer, la jueza subrogante Alicia Bibiana Pérez, por el Juzgado Civil y Comercial Federal 7, se negó a concederle a la Federación de Acopiadores de Granos una medida cautelar para frenar la denominada “cláusula biotecnológica”, que hizo incorporar la compañía en los contratos de granos. La jueza rechazó in limine, sin trámite, el pedido de los acopiadores.

Hace dos campañas, Monsanto lanzó su nueva tecnología resistente a insectos y diseñó un esquema de cobro. Los productores que usan esa tecnología pueden pagarle durante la compra de la semilla, tomar lo que denomina una posición anticipada, o abonar en el puerto, que es más caro y es donde allí la empresa, vía un análisis sobre el grano, termina de asegurarse el pago si no cobró antes. En el puerto, el productor que no pagó antes queda expuesto a una retención compulsiva en favor de la multinacional.

En junio pasado, los acopiadores se presentaron ante la Justicia interponiendo una acción de amparo para que se le concediera una cautelar que permitiera frenar la cláusula de Monsanto. Hubo jueces que se declararon incompetentes de actuar ante el planteo, lo mismo hizo la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales ante el pedido de otro magistrado y, finalmente, la Corte Suprema, hace tres semanas, ordenó que debía ser el Juzgado Civil y Comercial Federal 7 el que resolviera sobre la disputa.

En su escrito, la magistrada alertó que se debate “una temática de orden compleja y naturaleza contractual que involucra múltiples actores del mercado agrario (muchos de los cuales no se encontrarían aquí representado) y abarca cuestiones diversas, de índole contractual, de derecho comercial y de propiedad industrial”, y luego señala que el tema “requiere de amplitud de debate y del aporte de pruebas, siendo insusceptible de resolverse por la vía excepcional y breve intentada”.

En este sentido, le hace saber a la Federación de Acopiadores de Granos que la acción de amparo “no es la vía adecuada para el debate que propicia”. E insiste que para eventualmente determinar la inconstitucionalidad de la cláusula de Monsanto la controversia debería someterse a un más amplio debate y prueba.

Ante una consulta de LA NACION, Raúl Dente, asesor de la federación de acopiadores, se limitó a responder: “Tomamos conocimiento de esto y lo estamos analizando”.

En tanto, desde Monsanto decidieron no hacer declaraciones relativas al fallo de la jueza subrogante.

 


Defensa de la Competencia

Mientras tanto, todavía resta que se expida la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) sobre denuncias que hicieron la Sociedad Rural Argentina (SRA) y la Federación Agraria Argentina (FAA) por supuesto abuso de posición dominante por parte de la empresa. Hace unos días ese organismo convocó a una audiencia de conciliación a las entidades y a la multinacional, pero no hubo acuerdo. Monsanto se escuda en la ley de patentes para defender su accionar respecto de la tecnología Intacta.

Fuente:

Publicidad