4 de abril de 2016 22:53 PM
Imprimir

Uruguay se desempeña para aumentar su comercio cárnico con Rusia

CompartiremailFacebookTwitterEl aumento en exportaciones cárnicas uruguayas a Rusia fue tema de discusión durante una reciente sesión titulada “Nuevos horizontes de cooperación en el sector agropecuario Rusia – América Latina”, dada por Tabaré Aguerre, Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de ese país.   “A Rusia…lo visualizamos como una oportunidad estratégica desde la perspectiva de que […]

El aumento en exportaciones cárnicas uruguayas a Rusia fue tema de discusión durante una reciente sesión titulada “Nuevos horizontes de cooperación en el sector agropecuario Rusia – América Latina”, dada por Tabaré Aguerre, Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de ese país.

 

“A Rusia…lo visualizamos como una oportunidad estratégica desde la perspectiva de que Uruguay tiene capacidad de producir alimentos para 28 millones de habitantes y tenemos una inserción internacional amplia y diversa”, destacó el titular, mencionando el convenio firmado entre ambos países en febrero.

 

Definió al mercado ruso como un punto logístico hacia alcanzar el intercambio comercial con una mayor región.

 

“Rusia, históricamente, es un importador para Uruguay con oscilaciones que dependen de los precios de productos y de la fortaleza de su moneda”, indicó Aguerre, quien recordó que en 2011-2012 fue el destino principal de la carne uruguaya.

 

El mandatario agregó en ese sentido que Uruguay posee avances en el desarrollo genético, tecnología, logística, lo que agrega valor a sus productos.

 

“En los últimos quince años los cambios estructurales en los sistemas de producción, del autoconsumo a la mecanización, del riego por ejemplo, permitió duplicar la producción”, aseguró. “Es revolucionario pero a la vez exigente”.

 

Uruguay aspira para el año 2030 a establecer sistemas de producción integrados que darán respuesta a la mayor cantidad de productos posibles en las mesas de familias extranjeras. Esta situación no significa que no se pueda producir el doble de lo que hoy día se produce, agregó.

 

Cabe decir que el 83% de las importaciones rusas provenien de América Latina. Rusia impuso restricción a la entrada de selectos productos agropecuarios de algunos países, situación que amplió las oportunidades de exportación para la región. Así muchos se consolidaron en muy poco tiempo en el mercado ruso. Esta actividad, desarrollada en un hotel del barrio Punta de Carretas, sirve de antesala del XX Foro Económico Internacional de San Petersburgo, proyectado para el 16 al 18 de junio en dicha ciudad rusa.

Fuente:

Publicidad