27 de junio de 2011 12:46 PM
Imprimir

Consorcio Papa Chile presenta argumentos en apoyo a UPOV 91 en tribunal constitucional

CHILE : El Gerente General del Consorcio Papa Chile S.A., Luis Miquel, tuvo una intensa jornada ayer: presentó los argumentos que validan y representan la postura del Consorcio frente al Proyecto de Ley que regula el UPOV 91, ante el Tribunal Constitucional de Chile. Aquí la entrevista a Miquel, su visión frente al tema y el resumen del análisis que ayer desarrolló ante los sectores que apoyan y rechazan la ley.

1.- ¿Qué es el UPOV 91 y en qué etapa se encuentra en nuestro país?- La UPOV 91 es un Convenio Internacional para la protección de Obtenciones Vegetales, que reemplaza y perfecciona el Convenio UPOV 78 en vigencia en Chile, dando mayores herramientas y claridad a los obtentores de variedades para defender su creación, posibilitando de este modo una mayor motivación y desarrollo de nuevas variedades e insertando a Chile en el Marco Internacional, cumpliendo un compromiso previamente adquirido en este sentido.2.- ¿Cuál es el valor que tiene el UPOV 91 para nuestros asociados y el desarrollo del Consorcio en sí?- La razón de ser de nuestro Consorcio es aumentar la competitividad a través del desarrollo de nuevas variedades, con características que las hagan predominar en el mercado. Al no existir reglas claras que garanticen al obtentor poder beneficiarse, se produce un fenómeno de desmotivación y de competencia desleal que deja a quienes invierten en investigación en una desventaja competitiva, así como también a quienes cumplen con la ley al pagar los derechos correspondientes al royalty, es decir, se produce un efecto indeseado en el que quienes invierten y cumplen, pierden competitividad. UPOV 91, al garantizar los derechos de los obtentores, corrige este error.3.- El convenio UPOV 91 ha sido rechazado por políticos como el senador Alejandro Navarro, respecto a sus argumentos, ¿en qué se equivocan?- Los detractores de la UPOV 91 basan su alegato en argumentos que no tienen sustento en la realidad, como que se despojaría de sus derechos sobre las semillas originarias a los pueblos nativos, lo que está alejado de la realidad, ya que no se trata de dominio o propiedad sobre especies, sino sobre variedades nuevas, diferentes, homogéneas y estables y claramente las semillas nativas no son nuevas, ni diferentes de lo que ya existe, por otra parte tampoco son muy homogéneas ni estables por no haber sido sometidas a un proceso de selección con criterios uniformes. En segundo lugar, confunden mejoramiento genético con transgenia y defienden la agricultura nativa como la única válida y ética, políticamente hablando, no teniendo en cuenta el desarrollo agronómico, ni las necesidades del mercado y despreciando a la agricultura de alta productividad, no dándose cuenta que gracias a ésta podemos alimentar a una población creciente y dar trabajo a una mano de obra considerable, si tomamos en cuenta toda la cadena productiva.4.- ¿Cuáles fueron los principales argumentos en que basó su defensa ante el Tribunal Constitucional?- Mis argumentos se basan en la lógica de que nadie puede alegar que se le arrebatará propiedad de algo que aún no existe y que cuando ese algo es desarrollado o creado, la propiedad que se debe respetar es la de quién lo creó. No es válido decir que algo ya existe porque sus elementos constitutivos existen antes, ya que el todo es más que la suma de las partes y justamente el desarrollo y mejoramiento genético apuntan a que en ese todo se aumenten las características deseables y se disminuyan las que no lo son, dando de ese modo ventaja competitiva a quién opta libremente por usar este desarrollo. No se trata de suprimir lo nativo, muy por el contrario, se trata de valorarlo y cuidarlo en su justa dimensión, sancionando el plagio, ya sea de quien trata de inscribir como creación propia algo que ya existe naturalmente o fue creado por otros o de quien pretende hacer uso de la creación de otro para su beneficio, sin respetar el derecho que tiene sobre ésta su creador.En segundo lugar, es bueno reflexionar que este convenio, lejos de perjudicar a la agricultura y la investigación en Chile, posibilita que los investigadores y quienes invierten en investigación, reciban los justos beneficios de sus logros y de este modo no sientan, como lo es ahora, que su trabajo beneficia sólo a quienes se aprovechan de él, sin invertir tiempo, conocimientos, ni capital, ya que como hemos dicho los que sí trabajaron largo tiempo e invirtieron, quedan en desventaja competitiva. En Chile existen capacidades de primer nivel, como las de INIA, pero no son incentivadas y resguardadas como corresponde y si queremos tener independencia tecnológica debemos corregir este aspecto.5.- Finalmente, ¿Cuál sería el mensaje respecto al tema, para nuestros asociados?- Nuestros Socios deben estar tranquilos, ya que no nos cabe duda que defendemos lo correcto y no nos dejamos intimidar ni amedrentar por la presión de argumentos que son más bien de carácter cultural, antropológico y político, que de fondo, respecto del tema que nos preocupa, como es seguir desarrollando el cultivo y el producto papa al más alto nivel, para de este modo lograr ser competitivos en el mercado global. Lo anterior no quiere decir que no respetemos profundamente las formas ancestrales de cultivar y las variedades nativas, pero ellas están orientadas a otro nicho de mercado, con sus propias peculiaridades y donde el tema de los costos no es relevante, ya que está demostrado que el consumidor que desea productos diferentes paga esa diferencia

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *