28 de junio de 2011 00:48 AM
Imprimir

Un productor ecológico de papas será proveedor exclusivo de Pepsi

Arari de Oliveira es un productor de papas que tiene un posgrado en gestión ambiental. El ingeniero agrónomo de Vargem Grande do Sul, en el interior de San Pablo, volvió a la universidad por propias convicciones después de décadas de experiencia en el campo.

En sus 280 hectáreas de tierra cultivada, De Oliveira lleva adelante criterios vitales para una producción sustentable. Realiza un correcto manejo de los productos químicos en el suelo y la contención del agua, por ejemplo.
Por ese motivo, disfruta hoy de una posición extraña en el mercado brasileño de papas: un contrato de exclusividad para proveer a la estadounidense PepsiCo, el mayor fabricante mundial de saladitos. Su división de snacks, Elma Chips, produce papitas Ruffles y Sensaciones.
De Oliveira integra un grupo de productores de papas que escapó de las oscilaciones características de precios que asolan al sector en el país. Cada año, entrega su producción total a la multinacional por un precio pre-negociado entre la empresa y los productores rurales. ?Tenemos como procedimiento no mirar para lo que sucede en el mercado?, dijo, refiriéndose a las cotizaciones en el mercado spot.
Modelo de negocio consolidado en otras commodities, la venta contratada es una realidad reciente para los productores de papas brasileños, acostumbrados a la falta de políticas de stock y a la desarticulación crónica de la cadena del sector. Pero aún está restricta a los productores ligados a PepsiCo.
La iniciativa llegó después que la multinacional constatara que no era más posible depender de la regulación tradicional de oferta y demanda. Esa relación económica dejaba a la empresa a merced de las intemperies climáticas, lo que influenciaba directamente en el volumen, calidad y precio del producto.
?El abastecimiento no era confiable?, dijo Newton Yorinori, director de la división de agronegocios de PepsiCo. ?La papa es una materia prima esencial y estratégica para el negocio. Precisábamos salir de eso e ir hacia un modelo que fuera seguro para los dos lados?, señaló. La formalización fue el camino.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *