6 de abril de 2016 17:46 PM
Imprimir

Firmat: nuevo conflicto laboral, ahora en una fábrica de silos

Crece la intranquilidad social en la ciudad mientras se esperan medidas para atemperar la situación.

Los empleados de la fábrica de silos e implementos agrícolas de arrastre Dasa, de Firmat endurecieron el plan de lucha iniciado hace un par de semanas con paros de actividades en demanda del pago de salarios atrasados. Los 20 operarios ayer reclamaron con quemas de neumáticos y cortes de tránsito intermitentes sobre la ruta 33 en frente de la planta fabril. Allí estuvieron hasta al mediodía para visibilizar su malestar y preocupación por la falta de respuesta de la firma que aduce no poder hacer frente a las acreencias laborales por “falta de trabajo”.

El problema se suma al crítico panorama por el que pasa el sector agroindustrial local y regional al punto que está previsto para este viernes una masiva concentración en defensa de las fuentes de trabajo y la producción.

Las negociaciones hasta ahora fueron infructíferas y la situación tiene a complicarse a medida que pasan las horas. Para el próximo lunes, a las 9, está prevista una audiencia en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo.

Lo adeudado incluye parte de los haberes de febrero así como el total de marzo y un suplemento salarial de 2.600 pesos que acordó el gremio metalúrgico. “La situación se tornó muy difícil ya que al no cobrar los haberes impagos los trabajadores no tienen ni para comer y algunos están a punto de ser desalojados de sus hogares porque no pueden cumplir con el alquiler y ni hablar con la imposibilidad de pagar servicios y los impuestos”, dijo ayer a La Capital el tesorero de la delegación local de la UOM, Diego Romero.

El dirigente cuestionó a los propietarios de la firma al asegurar que “no son claros respecto al manejo y lo que pretenden hacer con la industria, lo que genera aún más preocupación e intranquilidad” para luego reprocharle que “cuando se hicieron cargo hace unos años el establecimiento tenía 100 empleados y hoy sólo hay una veintena”.

Los dueños de Dasa son los mismos de la también empresa firmatense de bulones Rega que si bien tuvo inconvenientes ya los habría superado, según fuentes sindicales.

El intendente Leonel Maximino se acercó a conversar con los trabajadores y representantes de la empresa para intentar mediar, sin éxito, en la búsqueda de soluciones.

Maximino calificó la situación como de “complicada” tras calificar como “lógico” el reclamo de los trabajadores y ventilar el planteo que le dijo la patronal sobre la necesidad de reactivar ventas para pagar lo adeudado. Además adelantó que se trabaja en la creación de un fondo rotativo, que la provincia anunciaría en días, para asistir a Pymes con problemas en la ciudad.

La sensación social de intranquilidad en Firmat crece ante la seguidilla de conflictos laborales en los últimos meses y de los cuales el más negativo fue el cierre de la industria metalúrgica Meyde, lo que no ocurrió con otras que lograron sortear el escollo, pero aún atraviesan por una delicada situación financiera como la reconocida empresa de cosechadoras Vassalli Fabril, que emplea a unos 600 obreros.

A la crítica coyuntura se sumó la incertidumbre en el gremio de la alimentación y la intención de la firma Nestlé de suspender y reducir haberes a 30 de los casi 200 empleados de la planta en Firmat.

 

Una movida contra la crisis

Este viernes el pórtico de ingreso a Firmat se convertirá, desde las 10, en escenario de una concentración convocada por la Agrupación Intersindical Multisectorial y que promete sumar autoridades políticas y referentes de distintos sectores además de trabajadores y vecinos. En ese marco además de expresar la preocupación ante la crítica coyuntura se reclamarán medidas para mejorar el panorama y garantizar la continuidad de los centenares de empleos que están en riesgo

Fuente:

Publicidad