7 de abril de 2016 10:23 AM
Imprimir

En Diputados piden que Ricardo Buryaile declare ante la Cámara

Es por la venta de vinos con contenido de jarabe de maíz con alta fructosa, reclaman la presencia del presidente del INV, Carlos Tizio.
El diputado Guillermo Carmona elevó ante sus colegas legisladores un pedido de informes en el que se resuelve citar al Ministro de Agroindustria, Ricardo Bruyaile, al Presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Carlos Tizio y al Director Nacional del Instituto Nacional de Alimentos, Matías De Nicola, a concurrir al recinto de la Cámara de Diputados de la Nación.
 
El objeto de la presencia de los funcionarios es “a fin de brindar informes verbales acerca de la existencia en el mercado consumidor de nuestro país de bebidas a base de vino con contenido de Jarabe de Maíz de Alta Fructosa, debido a las competencias de control de los citados organismos y sus posibles consecuencias en la salubridad de la población”.
 
La solicitud de la presencia de los funcionarios mencionados se basa en un escandalete surgido en las entrañas mismas de una de las provincias más emblemáticas del vino, Mendoza, por la noticia que poblicó el medio digital Mendoza Post, firmada por su director, Ricardo Montacuto, titulada: Papelón: Peñaflor usa Jarabe de Maíz de Alta Fructosa para uno de sus vinos “estrella”.
 
Y es que mientras la región cuyana hace su lobby para lograr que el mosto se convierta en un endulzante natural en bebidas dulces, el propio grupo bodeguero emplea el Jarabe para endulzar bebidas de marcas archireconocidas como “Frizeé”, “Evolution” y “Orange”. 
 
“El uso del Jarabe de Maíz de Alta Fructosa en productos de Peñaflor no es un secreto oculto bajo siete llaves. Está allí, en las etiquetas de sus “cócteles” de vino que por un “gris” legal o porque los abogados se movieron rápido, no están bajo el control del INV, de momento al menos. Pero son bebidas presentadas como “vinos” por el propio Grupo Peñaflor”, afirma la nota de Montacuto. 
 
El diputado Carmona remarca en los fundamentos de su proyecto que hay “varios los estudios que encuentran alta correlación entre el consumo de bebidas con jarabe de maíz de alta fructosa con enfermedades como: diabetes, sobrepeso y trastornos de alimentación”. 
 
Incluso cita a la Organización Mundial de la Salud, organismo que “ha recomendado gravar con impuestos estas clases de bebidas como una forma de desalentar el consumo (por opciones más saludables) y financiar los diversos programas que luchan contra las graves consecuencias que generan en todo el sistema sanitario. Ya Francia y EEUU tienen impuestos específicos sobre estas bebidas y en la región Chile y México. El año entrante se incorporarán Colombia y el Reino Unido”. 
 
El legislador también hace pie en las contradicciones que pone en evidencia la situación. “Es importante destacar que esta cámara cuenta ya con un proyecto que promueve el consumo de bebidas con agregados de jugos naturales, de vital importancia además de la salud, en los beneficios que puede generar en las economías regionales de nuestro país”, resalta. 
 
“Además, el Congreso aprobó un proyecto de ley que declara al vino “Bebida Nacional” por lo cual es fundamental que no sea asociado a elementos que sean perjudiciales para la salud pública. Por último, pero no menos importante conocer cuál ha sido la participación del INV, que es el organismo que debiera controlar que este tipo de situaciones no ocurran”, dice el diputado
Fuente:

Publicidad