8 de abril de 2016 01:57 AM
Imprimir

Pese a las buenas expectativas la producción de carne de vacuno en Argentina no crece

Se redujo en un 5,7% durante el primer trimestre del año.

La caída de la faena y en particular del sacrificio de vacas ratifica que el productor ganadero ha decidido continuar con la retención de vientres iniciada hace trece meses, según recoge el informe de la CICCRA. En condiciones macroeconómicas normales este hecho generaría aumentos de precios del ganado y por consiguiente de la carne pero no ocurre dado que los consumidores en general perciben salarios de 2015 y deben consumir con precios postdevaluación. Por lo tanto, el consumo de carnes ha disminuido de manera significativa y la demanda se ha nivelado con la escasa oferta.

 

En marzo el nivel de actividad de la industria frigorífica vacuna superó levemente el millón de cabezas faenadas. La faena total fue de 1,015 millones de cabezas vacunas en el tercer mes del año, lo que arrojó una baja de 5,1% interanual. En términos absolutos se faenaron 54.682 cabezas menos que en marzo de 2015.

 

La producción de carne vacuna fue de 226.000 t con hueso (tn r/c/h). En relación a un año atrás resultó 5,3% menor (-12.607 tn r/c/h). Esto se explicó por la caída de la faena total (-5,1% anual) y por una baja de 0,2% en el peso promedio declarado (223 kilogramos por canal).  En el primer trimestre del año se produjeron 640.000 t r/c/h de carne vacuna. En términos interanuales se registró una caída de 5,7%.

 

Del total producido, 93,5% se habría enviado al mercado interno (598,9 mil tn r/c/h). En relación a un año atrás este volumen resultó 5,0% menor. En términos absolutos, el abastecimiento del mercado interno se contrajo en 31,3 mil tn r/c/h, explicando 81,3% de la baja de la producción total entre los primeros trimestres de 2015 y de 2016.

 

El promedio móvil de los últimos doce meses del consumo interno per cápita se ubicó en 58,8 kilogramos/año en marzo del corriente año, resultando 0,4% menor al promedio registrado en marzo del año pasado. Por su parte, el consumo por habitante correspondiente al primer trimestre del año fue de 55,9 kilogramos/año y resultó 5,9% inferior al del primer trimestre de 2015.

 

Y en lo que respecta a las exportaciones, en enero-marzo de 2016 se habrían colocado 41.600 t de carne vacuna, es decir 14,8% menos que en enero-marzo de 2015 (-7.226 tn r/c/h).

 

Por otro lado, de acuerdo con las certificaciones realizadas por el Senasa, en febrero se exportaron 8.947 toneladas de carne vacuna. Esto implicó un retroceso de 4,5% mensual y una caída de 13,7% interanual. En tanto, en el primer bimestre se contabilizaron exportaciones de carne vacuna por 18.319 t, volumen que resultó 16,0% menor al verificado en el primer bimestre del año pasado. Y al medirlas en toneladas res con hueso (tn r/c/h), las exportaciones fueron de 26,6 mil toneladas, ubicándose también 16,0% por debajo del nivel registrado en enero-febrero de 2015.

 

En lo que respecta a la facturación por exportaciones de carne vacuna, en el primer bimestre del año fue de 131 millones de dólares aproximadamente, lo que significó una caída de 10,0% interanual. El precio promedio de los cortes de carne vacuna exportados subió 7,2% en relación a enero-febrero de 2015, ubicándose en 7.151 dólares por tn pp.

 

Y en lo que respecta a los destinos, según Senasa en el primer bimestre del año Chile volvió a ser el principal para los cortes congelados y frescos extra Hilton, desplazando al segundo lugar a China. En enero-febrero de 2016 se enviaron a Chile 4.192 tn pp de cortes congelados y frescos extra Hilton, lo que equivalió a 28,2% del total. En relación al mismo período del año pasado las ventas a Chile disminuyeron 4,9%. Pero fue el mayor ajuste de las exportaciones a China (-25,4% anual) lo que provocó el señalado reordenamiento del ránking. El país asiático compró 3.911 tn pp de estos cortes en el primer bimestre del año (26,3% del total de cortes congelados y frescos extra Hilton).

 

Por su parte, Israel se mantuvo en el tercer lugar, con embarques por 3.587 tn pp (24,1% del total), los que resultaron 3,3% mayores a los de igual período del año anterior. Y aún a pesar del fortísimo ajuste en sus compras, Rusia se mantuvo en el cuarto lugar del ránking, con envíos por 865 tn pp (5,8% del total; -44,4% anual). Detrás se ubicaron Brasil y Alemania. El país vecino compró 680 tn pp (4,6% del total; -7,9% anual), y Alemania adquirió 546 tn pp (3,7% del total; -47,7% anual).

 

En febrero los embarques de cortes Hilton mostraron una recuperación con respecto a lo observado en enero, totalizando 1.859 tn pp en el mes y 3.350 tn pp en el bimestre. Esto significó una reducción de la caída interanual a sólo 3,3%. Y de esta forma su importancia relativa subió de 8,5% del total a 9,2% entre el primer bimestre de 2015 y similar lapso de 2016.

Fuente:

Publicidad