8 de abril de 2016 00:13 AM
Imprimir

Uruguay : Cruzar los dedos para poder cosechar

CompartiremailFacebookTwitter Y la cosecha empieza con lluvia en contra. Las tareas de recolección de soja empezaron casi como pruebas de presencia de humedad en los primeros días de abril. Apenas pudieron tomarse los primeros registros estos fueron poco representativos como para marcar una tendencia. Puede ya saberse que los datos serán irregulares. Entre los exportadores […]

Y la cosecha empieza con lluvia en contra. Las tareas de recolección de soja empezaron casi como pruebas de presencia de humedad en los primeros días de abril. Apenas pudieron tomarse los primeros registros estos fueron poco representativos como para marcar una tendencia.

Puede ya saberse que los datos serán irregulares. Entre los exportadores se manejan estimaciones de producción entre 2,7 millones y 2,9 millones de toneladas. Esto pone al mercado con luces amarillas porque será ya bastante menor a la del año pasado, que superó los tres millones. Y aún así puede venir con problemas de calidad y complicaciones logísticas.

En caso que se demore sustancialmente la recolección podrían generarse oportunidades al afirmarse las cotizaciones para las entregas atrasadas. De todos modos debe destacarse que ha mejorado la capacidad de carga al operar la terminal granelera en Montevideo y debutar varias mejoras en la velocidad de lo que se coloca en Nueva Palmira.

Otro riesgo asociado a las lluvias es vender y luego por daños a la cosecha no poder cumplir lo comprometido. El mercado estima que alrededor en 40% de la producción la que ya está comprometida a un comprador. Los agricultores cruzarán los dedos para que las lluvias dejen lugar a las cosechadoras. A partir de que el lunes 11 salga el sol después del diluvio, empezará la carrera para compensar los bajos precios con producciones abundantes.

A esperar primero que seque y, si se mantiene la semana soleada, sobre el viernes que viene se avanzará en definir el resultado de la zafra 2016 de granos de secano, que deberá andar bien para compensar la gran oferta de granos que se viene desde los países competidores.

Fuente:

Publicidad