19 de noviembre de 2009 17:51 PM
Imprimir

Paraguay   –   Maíz dulce

El maíz dulce es un cultivo que va tomando impulso en nuestro país

La Misión Técnica China de Taiwán fue la encargada de traer el material genético y llevar adelante su producción, la cual actualmente tiene gran aceptación en el mercado nacional.
Adaptado totalmente a nuestro suelo, el maíz es un cultivo que requiere de altas temperaturas durante su periodo de crecimiento.

El cultivo de maíz dulce se inicia con la selección de las semillas, que son generalmente proveídas por la Misión Técnica China; luego son puestas en remojo durante cuatro horas en un balde con agua limpia.

A partir del remojo, las semillas serán transferidas a trapos mojados, donde permanecerán durante 24 a 48 horas.

Al mismo tiempo que se van poniendo a punto las semillas, se irán preparando las bandejas para almácigo hechas de isopor o plástico, con suelo o compuesto apropiado, que incluirá tierra de campo y tierra de monte (mantillo). De este modo, se podrá dar la germinación en condiciones controladas de humedad temperatura y luz.

PRIMER CULTIVO

Para la siembra, se practicará un hoyo de aproximadamente 1,5 centímetros en cada compartimiento de la bandeja empleando un objeto punzante; se toman con una pinza las semillas que se muestran con una incipiente raíz y se las colocan en los agujeros, tapándolos con la tierra orgánica. Al cabo de tres días estarán creciendo las plantitas.

En ese momento podrán observarse algunos compartimentos secos, los que deberán regarse de inmediato; en cambio, aquellas que tienen la humedad adecuada ya no deben regarse, pues hay que evitar tanto la falta de humedad como el exceso de ella.

Las plantitas de maíz crecerán en esas bandejas durante trece a quince días, periodo en el cual debe controlarse permanentemente la aparición de malezas, que deberán arrancarse inmediatamente con la mano.

El cultivo de maíz dulce se inicia con la selección de las semillas y la posterior germinación en papel o trapo húmedo, y luego se realiza la siembra hasta su transplante.

TRASPLANTE AL LUGAR DEFINITIVO

En la parcela fértil bien preparada, y que se hace con suelo mullido con mucha anticipación, se procede al trasplante definitivo de las plantas. Para ello se utiliza una línea con la que se practicarán los hoyos cada 15 centímetros entre planta, y 50 centímetros entre línea.

Las plantitas de maíz con el compuesto serán retiradas de las bandejas, las cuales deberán estar en posición vertical, empujando las plantas con un palito. Es recomendable que las mismas no sean regadas en el día del trasplante. Estas plantitas se van colocando cerca de los hoyos, lugar donde son depositadas para posteriormente cubrir el tallo con tierra, que se aplastará suavemente.

EL RIEGO Y FERTILIZACION

Una vez terminado el trasplante, se procede al riego en forma abundante; posteriormente, se abre un surco de 15 centímetros de cada liño para una buena fertilización. Se emplea para ello, gallinaza y abono químico en chorritos, cerca de cada planta (fórmula denominada 12-12-17-2), luego se vuelve a tapar con tierra rápidamente.

Después de tres días se debe reforzar la fertilización sobre aquellas plantas más débiles o de menor crecimiento. Para ello, se preparará en 100 litros de agua, 500 gramos de urea y se practicará el riego sobre las plantas atrasadas, utilizando una regadera común.

CONTROLES Y CUIDADOS

Los cuidados culturales necesarios durante todo el periodo de desarrollo del maíz dulce se refieren a la limpieza permanente, riego diario y el control del gusano cogollero. Este control del gusano se puede lograr revisando frecuentemente las plantas, y si de cada 100 plantas hay menos de 20 afectadas, se puede matar a los gusanos con la mano; en caso de que haya más de 20 infestadas se tiene que llegar a la fumigación con insecticidas.

LA COSECHA

Cuando se acerca el tiempo de cosecha, generalmente las plantas contarán con dos espigas semimaduras más una tercera pequeña muy tierna. Estas espiguillas se cosechan y se procesan para la venta empacándolas, y pudiendo lograrse un buen precio por ellas.

Las espigas totalmente desarrolladas se cosechan en estado verde y se empacan en bandejas especiales, luego el fruto es vendido y con esto se llega al éxito de la familia que trabajó tanto.

Ing. Agr. Blas Otazú
Técnico del Ministerio de Agricultura y Ganadería

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *