15 de julio de 2011 00:55 AM
Imprimir

Situación dramática en el agro

TUCUMAN : En el campo tucumano hoy se distinguen dos tipos de productores: los que tienen escala suficiente como para almacenar gasoil (azucareros, citricultores y sojeros) y aquellos cuyas economías les exigen tener que salir al mercado a conseguir el combustible que requieren en el día a día.

Ricardo Cecilia, presidente de la Sociedad de Productores de Frutas y Hortalizas, opinó que el problema de desabastecimiento es muy serio. "El faltante se agrava a cada momento y perjudica sobremanera la actividad de la frutihorticultura", remarcó el dirigente.

"Estamos levantando cosecha y necesitamos gasoil en forma permanente, para nuestros tractores y camiones. Pero se está haciendo muy dificultoso conseguirlo", subrayó Cecilia.

"Hay un entorpecimiento total de la cosecha. Si un productor tiene dos tractores cultivando, por ejemplo, debe abandonar su tarea, dejar de trabajar, para buscar el combustible", destacó. "Y lo más grave -precisó-, no es que las expendedoras ya no lleven el gasoil al campo, como se acostumbra, y que haya que ir a buscarlo directamente al surtidor, sino que no venden más de 50 litros por persona. Y con esa cantidad no se puede poner a funcionar la maquinaria".

Según Cecilia, los agricultores pierden horas buscando surtidores con combustibles, y más tiempo aún en la espera de que se produzca la carga. "Todo eso -agregó-, para que nos vendan menos de lo que se requiere en esta etapa, o más caro que lo usual". El horticultor señaló que comprar un tambor de 200 litros de gasoil resulta hoy más caro que adquirir el combustible en un surtidor normal. "Antes, pagábamos menos por comprar en cantidad. Ahora es más caro", concluyó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *