10 de abril de 2016 14:38 PM
Imprimir

Sostienen que, con prudencia, mejoran las expectativas del campo

Más de la mitad de los productores considera que la situación económica para el agro mejoró, según una encuesta entre miembros de Aacrea

Con las medidas que tomó el Gobierno a partir de diciembre pasado, se despejaron algunos nubarrones en el clima de los agronegocios en la Argentina. Según una encuesta que realiza Aacrea cada cuatro meses, el 56% de los empresarios agropecuarios considera ahora que la situación económica del país es mejor que la que se registraba un año atrás. Se trata de un porcentaje mucho más alto que el medido en noviembre de 2015, cuando se hizo la última encuesta y solo alcanzaba al 5%.

 

Además, el 81% de los encuestados, que son productores de Aacrea, estima que dentro de un año la situación económica nacional será mejor que la actual, y el 72% prevé que la situación de su empresa mejorará el año próximo.

 

En este contexto más favorable para la agroindustria, el 41% de los productores creen que es un buen momento para realizar inversiones.

 

“Cabe destacar que se trata del porcentaje más alto de la serie, iniciada en 2012. En línea con esto, la participación de aquellos que consideran que aún no es buen momento para concretar inversiones cayó del 47% en noviembre de 2015 al 28% en marzo de 2016”, informó Aacrea.

 

Estas expectativas más favorables hacia el futuro, sin embargo, no se pueden asociar a una situación económica holgada en la coyuntura actual.

 

Si bien la mayoría de los encuestados percibe una mejora en el resultado esperado de la agricultura de este año luego de las medidas gubernamentales (reducción o eliminación de retenciones, apertura comercial y liberación cambiaria), no deja de ser una campaña compleja por inconvenientes climáticos y bajas cotizaciones internacionales de los granos.

 

A su vez, uno de cada tres encuestados espera un impacto neutro o negativo de las medidas mencionadas en la ganadería de carne y 4 de cada 10 de los interrogados considera que la liberación del mercado de cambios impactará de manera negativa sobre el resultado económico de las empresas tamberas.

 

En marzo de este año, los stocks de soja y maíz de la campaña 2014/15 aún en poder de los productores alcanzaban el 10 y 13% de la producción obtenida, respectivamente, una reserva mínima para atender eventualidades.

 

En relación con la cosecha gruesa, que ya se está trillando, los productores CREA son optimistas sobre el resultado productivo, con predominio de respuestas que indican un estado bueno o muy bueno para las sojas de siembra temprana y tardía.

 

“También los maíces presentan buenas condiciones. Sin embargo, corresponde aclarar que el 25% de los encuestados sufrió problemas de inundación o sequía en sus campos y el 19% daños por granizo”, advierte Aacrea.

 

En muchos casos, los buenos rendimientos no serán suficientes para equilibrar los números por las deudas que contrajeron los productores durante el año pasado.

Fuente:

Publicidad