19 de noviembre de 2009 17:46 PM
Imprimir

Abortos en las vacas lecheras

Una enfermedad descrita inicialmente en los perros, la neosporosis, también afecta al ganado bovino con desastrosas consecuencias para la industria lechera y la producción de carne, pues una de las principales manifestaciones clínicas que provoca el protozoo Neospora caninum es el aborto y la reducción en la producción de leche. Ello genera la disminución del valor económico de las vacas en reproducción

Una enfermedad descrita inicialmente en los perros, la neosporosis, también afecta al ganado bovino con desastrosas consecuencias para la industria lechera y la producción de carne, pues una de las principales manifestaciones clínicas que provoca el protozoo Neospora caninum es el aborto y la reducción en la producción de leche.

Ello genera la disminución del valor económico de las vacas en reproducción. Este estudio ha detectado las proporciones de los anticuerpos relacionados con N. caninum que rigen el desarrollo de la enfermedad, pudiendo establecer las posibilidades de aborto en los animales seropositivos a N. caninum.

Neospora caninum es un protozoo intracelular obligado, relacionado con Toxoplasma gondii, descrito por primera vez en perros en 1984 e identificado desde entonces en un amplio rango de animales de sangre caliente. La neosporosis bovina es considerada en la actualidad una enfermedad de importancia internacional, siendo una causa significativa de aborto en vacuno en muchos países.

El aborto es la principal manifestación clínica de la neosporosis bovina en vacuno de carne y de leche. La infección por N. caninum también se ha asociado con una reducción en la producción de leche, y es responsable de la disminución del valor económico de las vacas en reproducción.

La infección por N. caninum se ha descrito en todo el mundo. Se ha atribuido a la producción de interferón gamma (IFN-?) un papel protectivo frente al aborto en vacas lecheras infectadas con N. caninum. Este trabajo estudia las posibles relaciones entre los niveles plasmáticos de los isotipos IgG1 e IgG2 de la inmunoglobulina específica (Ig) de N. caninum y la producción de IFN-? a lo largo de la gestación en vacas lecheras infectadas de forma natural.

Los datos fueron obtenidos de 31 animales gestantes seropositivos a N. caninum. Las muestras de sangre se recogieron en los días 40, 90, 120, 150, 180 y 210 de gestación o hasta el día del aborto. Los resultados obtenidos se resumen a continuación:

* Diez gestaciones finalizaron en aborto.
* Una de las 11 vacas que produjo IFN-? sufrió aborto (9,1% de las vacas que produjeron IFN-?).
* Las vacas que no abortaron y produjeron IFN-? (n = 10) mostraron un ratio significativamente más elevado de anticuerpos IgG2/IgG1 a lo largo del periodo de gestación que las vacas que no produjeron IFN-? (n = 11).
* También se observó un efecto negativo significativo de la producción de IFN-? sobre los anticuerpos IgG1, mientras que la producción de IFN-? no afectó a los niveles de anticuerpos IgG2.
* Por el contrario, se observaron niveles más elevados de anticuerpos IgG2 que de anticuerpos IgG1 durante toda la gestación en animales que abortaron, tanto en aquellos que no produjeron IFN-? como en la única vaca que abortó y produjo la citoquina.

Estos hallazgos indican que la respuesta inmune Th1, en la cual prevalecen los anticuerpos IgG2, podría ser protectora frente al aborto por N. caninum, pero solamente en presencia de producción de IFN-?. Además, títulos elevados de anticuerpos IgG2 parecen ser insuficientes para proteger frente al aborto a las hembras infectadas de forma crónica con N. caninum.

María Sonia Almería de la Merced
Departamento de Sanidad y Anatomía Animal

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *