14 de abril de 2016 10:47 AM
Imprimir

Impacto en el agro

Con el nuevo sistema de retenciones, los productores santafesinos se benefician con 13 mil millones

La primera conclusión que se puede sacar sobre la eliminación de las retenciones de los productos agropecuarios en general, junto a la rebaja dispuesta para la soja, es que aun cuando el Estado en sus tres niveles -nacional, provincial y municipal- recaudará menos, en cambio se verán favorecidos los productores con mayores ingresos, quienes podrán dar una vuelta de página luego de los últimos 8 años en que fue reiteradamente castigado por las medidas del gobierno kirchnerista. Un estudio elaborado por el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, da cuenta de ello, destacando las citadas eliminaciones en maíz y trigo y la rebaja en soja y sus subproductos, generarían un ingreso adicional de 13.232 millones de pesos, de los cuales 5.030 millones corresponderán para los productores santafesinos, en tanto que el resto de 8.202 millones serán distribuidos entre productores de otras provincias que industrializan y exportan el poroto de soja desde Santa Fe.

 
Estos valores que son estimativos, aluden al máximo ingreso que se podría llegar a recibir por toda la producción, ya que parte del monto total generado por esta nueva política de retenciones quedaría en poder de agentes de la cadena de comercialización, en tanto que otra parte iría para el Estado mediante impuestos, en especial a través del impuesto a las Ganancias.

 
Otro dato a tener en cuenta es que el Estado santafesino verá disminuidos sus ingresos a través del Fondo Federal Solidario (implementado con los recursos que deja la soja), ya que el 5% que fue rebajado tanto en la soja como en los subproductos, significaría en el presente año una caída de 387 millones de pesos.

 
La provincia de Santa Fe, tanto con soja como subproductos generaría mediante la exportación 3.252 millones de dólares, que tomando un valor promedio de la divisa estadounidense en los 15 pesos significaría alrededor de 51.000 millones de pesos. De ese total 17.083 millones se explicarían por la exportación de soja y subproductos provenientes de granos cosechados en el territorio santafesino, mientras que los 34.119 millones serían por ventas al exterior de subproductos de soja industrializados en Santa Fe, aunque utilizando poroto con origen de otras provincias.

 
De haberse mantenido las retenciones vigentes hasta el 16 de diciembre de 2015, que eran 23% para el trigo, 20% para el maíz y 5% más para la soja -antes 35 y ahora 30 por ciento-, desde nuestra Provincia se hubiesen generado 64.435 millones de pesos en cuanto a derechos de exportación, equivalentes a una disminución de los citados 13.232 millones con el nuevo sistema. Por lo tanto, y tal lo dicho, este último es el monto que se distribuirá entre los productores en lugar de pasar a las arcas fiscales.

 
Detalla el estudio en cuestión que esta nueva metodología de retenciones aplicada por la administración macrista significará este año un descenso en el aporte impositivo del 20,5%, mientras que el ingreso adicional que recibirán los productores agropecuarios en un 90,1% es explicado por la disminución del 5% en las retenciones de soja y subproductos, en tanto que las retenciones al maíz explican el 7,2% y las del trigo 2,7 por ciento.

 
Respecto a algunas de las conclusiones que pueden obtenerse de este estudio, son en primer lugar el fuerte impacto que tiene para los productores, que contarán con un adicional de algo más de 13 mil millones de pesos para repartirse proporcionalmente de acuerdo al volumen de sus producciones, lo que les permitirá ir recuperando sus finanzas luego de varios años de crisis y afianzarse para incrementar las próximas cosechas. Pero además, queda claramente expuesta la potencialidad que tiene nuestra Provincia en el concierto nacional, generando gran cantidad de divisas para la economía nacional, lo cual hace indispensable que aquí se hagan las obras de infraestructura necesarias, como rutas, caminos, ferrocarriles, puertos y un aprovechamiento integral de la hidrovía Paraguay-Paraná.
Aspectos los mencionados que deben ser evaluados como corresponde al momento de ser definidas las inversiones en el interior del país, donde Santa Fe cuenta con un lugar destacado en su participación nacional.

Fuente:

Publicidad