14 de abril de 2016 03:48 AM
Imprimir

Argentina: ¿una economía agroexportadora?

El sistema agroalimentario y agroindustrial es la vía principal de ingreso de divisas a la economía de ese país del sur.
Para estudiar las exportaciones de una economía, antes hay que indagar en su producción. A pesar de que Argentina tiene una tradición agropecuaria, según cifras del Banco Mundial y cálculos propios, la agricultura representó solo un 7,03% del Producto Interno Bruto de este país de 1991 al 2014, en contraste con la industria y los servicios, que representaron un 30,84% y un 62,11% en este período -respectivamente-. Esto se debe a que, los alimentos reciben un tratamiento especial a través de industrias básicas o tradicionales, para su posterior venta.
El economista argentino Rubén Lo Vuolo, en su libro “Estrategia económica para la Argentina »Propuestas”, afirma que la producción agropecuaria alimenta una fase agroindustrial que representa el componente más importante del producto bruto manufacturero; dentro del subgrupo alimenticio, el mayor peso está representado por el complejo aceitero (con una importante orientación exportadora); lo sigue en importancia la industria frigorífica, la molinera y panadera, la láctea y la producción avícola.
Según el portal web Actividades Económicas, los principales productos agropecuarios de Argentina son: la soja, Argentina es el tercer productor a nivel mundial, detrás de Estados Unidos y Brasil; el girasol, Argentina es el cuarto productor a nivel mundial, detrás de Rusia, Ucrania y la Unión Europea; otros productos agropecuarios importantes son: la manzana, la pera, el azúcar, los cítricos, el olivo, la uva y el vino. La ganadería compone alrededor del 10% de las exportaciones argentinas, con alrededor de 60 millones de cabezas -según el citado portal web-.
No obstante, las exportaciones de productos primarios de 1991 al 2014 en Argentina se mantuvieron muy por encima de las de productos manufacturados, de acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (Cepal). Según cifras de este organismo y cálculos propios, las exportaciones de productos primarios de Argentina según su participación en el total en este período representaron un 68,48%, mientras que las de productos manufacturados conformaron un 31,51%.
La composición de exportaciones de productos primarios de Argentina, del 2011 al 2013, correspondió en primer lugar a los residuos sólidos, luego al maíz, al aceite de soja y sus derivados; y en menor medida, a los aceites de petróleo, al oro y al trigo, según la base de datos de comercio de las Naciones Unidas. Por lo que se observa que, la mayor parte de la composición de las exportaciones de productos primarios de Argentina en este período estuvo representada por el sector agrícola.
Con respecto a la composición de las mercancías de Argentina del año 2013, es decir, de los bienes con un cierto valor agregado, el sector que tuvo mayor participación fue el de comida, animales, bebidas y tabaco, seguido del de los materiales crudos, animales y aceites vegetales, los combustibles minerales, los lubricantes, los químicos, la maquinaria, los equipos de transporte y artículos manufacturados diversos, de acuerdo a la base de datos de comercio de las Naciones Unidas. Lo que evidencia que, la mayor parte de la composición de las exportaciones de productos manufacturados de Argentina ese año, estuvo representada por el sector agroindustrial.
En el caso de Argentina, se observa una creciente influencia del Mercosur en la fase de comercialización externa que, junto con la Unión Europea, son los principales destinos de los productos del complejo agroalimentario, siguiendo a Lo Vuolo. El sistema agroalimentario y agroindustrial es la vía principal de ingreso de divisas a la economía argentina, según Lo Vuolo. Con lo cual se afirma la tesis de que las exportaciones intra-Mercosur son en su mayoría del sector manufacturero, aunque sean de bajo contenido tecnológico -como el caso de los alimentos procesados de Argentina-, mientras que extra-Mercosur lo que prevalecen son las exportaciones del sector primario.
La economía argentina es agroproductora, pues a pesar de que la producción agrícola sólo representó un 7,03% del PIB de 1991 al 2014, muchos de los rubros agropecuarios tuvieron un procesamiento industrial (aunque de bajo contenido tecnológico) y fueron contabilizados dentro del 30,84% del sector industrial como porcentaje del PIB; y, agroexportadora, dado que exporta en su mayoría alimentos no procesados que entran dentro del sector primario, y en menor proporción alimentos procesados (los cuales se pueden contabilizar dentro del sector manufacturero). Por lo que dentro de ese 31,51% de exportaciones de productos manufacturados de 1991 al 2014 una proporción considerable se exportó al Mercosur, e inclusive dentro del 7,03% de producción agrícola, pues América Central es muy proteccionista en rubros como el agropecuario -en los cuales se concentra el potencial exportador argentino.
 
Catherine M. de Oliveira Palacios
Licenciada en Ciencias Políticas y Administrativas, mención Politología. UCV
Fuente:

Publicidad