15 de abril de 2016 01:13 AM
Imprimir

Calamar: el peor inicio de temporada de los últimos años

CompartiremailFacebookTwitterEn los dos primeros meses de operaciones apenas se acumularon 22 mil toneladas. Hay que remontarse hasta 2010 para encontrar un arranque similar. Compensa la levantada del precio. La temporada de calamar tuvo un muy flojo comienzo en términos de volumen. Las magras producciones de los poteros aparecen reflejadas en las mediciones oficiales de desembarques, […]

En los dos primeros meses de operaciones apenas se acumularon 22 mil toneladas. Hay que remontarse hasta 2010 para encontrar un arranque similar. Compensa la levantada del precio.

La temporada de calamar tuvo un muy flojo comienzo en términos de volumen. Las magras producciones de los poteros aparecen reflejadas en las mediciones oficiales de desembarques, más precisamente en el acumulado entre febrero y marzo: 22.036 toneladas.

Hay que remontarse hasta 1993 (13.141 toneladas) para encontrar un bimestre más bajo en la serie histórica; pero por tratarse de cifras preliminares se podría concluir que el volumen del primero de 2016 se acerca a su par de 2010 (22.326 toneladas).

Aquella temporada de hace seis años logró recién entre julio y septiembre encauzar la pesca para terminar acumulando 86 mil toneladas. En tanto, resulta difícil trazar pronósticos sobre lo que ocurrirá este año dado que no se realizaron campañas de investigación.

Tras la habilitación del Consejo Federal Pesquero, algunos buques sondean anticipadamente el área que se ubica al norte del paralelo 44°. Se trata de un intento por revertir las bajas capturas que venía aportando el stock ubicado al sur de ese límite, tradicionalmente el de mayor riqueza.

De acuerdo a lo que pudo saber Pescare.com.ar, durante los primeros días de faena en la zona norte los buques bordearon las ocho/diez toneladas diarias de promedio; aunque algunos barcos más grandes llegaron a las veinte.

 

Precios en alza

La escasez, en cambio, tuvo un impacto positivo en los precios, que prácticamente se duplicaron respecto a la temporada 2015. La tonelada del entero estaba en la zona de los 1.800 dólares, según revelaron operadores a este medio.

El valor incentiva la continuidad del trabajo; sobre todo porque también se está haciendo vaina. “Esperamos tener al menos un par de mareas más”, se esperanzan en el sector. La intención es aprovechar esa curva ascendente del precio.

En cuanto a los puertos de desembarque, Mar del Plata logró concentrar buena parte de las descargas pese a la reimplantación de los reembolsos a las exportaciones por puertos patagónicos en aquel decreto de la ex presidenta Cristina Fernández.

A partir de una oferta que combina costos competitivos en tarifas portuarias y de estiba, servicio de contenedores y eficiencia en el trabajo, la estación marítima local (Mar del Plata) se quedó con 14.793 toneladas en el primer trimestre. Detrás se ubicaron Puerto Madryn (3.524 t.), Puerto Deseado (3.405 t.) y Caleta Paula (448,4 t.).

Fuente:

Publicidad