16 de abril de 2016 21:32 PM
Imprimir

En el campo estiman que las pérdidas alcanzarán los u$s 3 mil millones

Sólo en soja se perderían u$s 2 mil millones. También hay fuertes caídas en maíz, leche y carne.

En los últimos días comenzaron a salir públicamente las primeras estimaciones que cuantifican las pérdidas totales que tendrá el sector agropecuario producto de las inundaciones que se registran actualmente en buena parte del centro del país.

Y, como era de esperar, los números son impactantes, no solo por la intensidad y la seguidilla de las lluvias ocurridas desde que comenzó abril, sino también porque se dieron justo cuando los productores se alistaban a cosechar soja y maíz.

Así las cosas, solo en soja los especialistas consultados por La Política Online estiman que se perderá un 5% de la cosecha proyectada -antes de las inundaciones- en 60 millones de toneladas. Traducido en cifras, significan unos u$s 2 mil millones menos.

Si se terminan de concretar tales predicciones una vez que termine la cosecha, el Estado recaudaría vía retenciones unos u$s 650 millones menos de lo que se pensaba al inicio de la campaña y muchos productores se descapitalizarían de cara a la próxima siembra.

De todas maneras, en el mercado destacan que la pérdida en producción podría recuperarse en precio dado que -por las inundaciones en la Argentina- la soja registró una fuerte suba en Chicago llegando a cotizar por encima de los u$s 350 por tonelada.

Para el analista Gustavo López, “es muy probable que la cosecha de soja caiga 3 o 4 millones de toneladas”, mientras que para el consultor Pablo Adreani, “la producción será ahora de 55 millones de toneladas”. Es decir, una pérdida de casi 10%.

En esta línea, la paralización del mercado de granos se vio reflejada en los puertos donde el movimiento de camiones cayó un 70% la última semana (en la zona de Rosario ingresaron apenas 1500 vehículos cuando en esta época ingresan alrededor de 6000).

En este contexto, el propio ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, admitió -en el marco de una recorrida por Entre Ríos- la preocupación existente en la Casa Rosada por una posible caída de divisas como consecuencia del impacto de las inundaciones.

Lo concreto es que, según datos oficiales, a la fecha solo se pudo cosechar un 15% del área sembrada de soja por la imposibilidad de ingresar con máquinas a los campos debido al enorme deterioro que presentan los caminos rurales.

En maíz, en tanto, las pérdidas no son tan importantes y la proyección de producción se mantiene en 25 millones de toneladas. El tema es que la cosecha avanza a un ritmo muy lento (apenas un 18%) y si no paran las lluvias el riesgo se eleva significativamente.

Respecto a la lechería, por su parte, LPO consignó en la semana que, si bien aún no están cuantificadas las pérdidas, se estima que la producción cayó un 30% y que se echaron a perder miles de litros por no poder sacarla de los campos.

En este sentido, en Federación Agraria (FAA) aseguran que las inundaciones provocarán, inevitablemente, el cierre de más tambos dado que se volvieron a afectar las finanzas de una actividad que ya venía jaqueada por la crisis del sector.

Por su lado, las lluvias también afectaron a la ganadería y, si bien aún no se sabe con certeza cuantos animales se perdieron, se prevé que el número podría ser más que importante sobre todo en las zonas de islas del delta del río Paraná.

En el Mercado de Hacienda de Liniers, por de pronto, los precios registraron fuertes subas por la escasez de oferta que hubo en la semana (se vendieron poco más de 21.000 cabezas cuando el promedio semanal supera los 26.000 animales).

Al parecer, según pudo saber este medio, los frigoríficos, al ver que el pronóstico de lluvias se extiende hasta la semana que viene, intentaron cubrir sus planes de faena provocando aumentos de entre 50 y 70 centavos por kilo para las diversas categorías.

En este escenario, durante los próximos días, si es que paran las lluvias, Agroindustria publicaría un informe detallado con el impacto que tuvieron las inundaciones para el campo con énfasis en la importancia de tomar medidas contra el cambio climático.

Fuente:

Publicidad