17 de abril de 2016 02:56 AM
Imprimir

Los despachos de harinas siguieron creciendo

Se embarcó en el 2015 cerca de 28,4 millones de tn de harinas y pellets, algo menos que en el 2014.

Crece la participación de Puertos del Gran Rosario llegando al 96,2%. Los principales puertos fueron T6 y RENOVA en el GR. La leve caída del año 2015 obedeció a que en los últimos meses de ese año el crushing de soja cayó ante la expectativa de modificación en el tipo de cambio y los derechos de exportación. Luego, en los dos primeros meses del 2016, se revirtió esa tendencia y los despachos subieron a 5,04 millones de tn, en tanto que en el mismo bimestre del año 2015 habían sido de 2,99 millones de toneladas.

En el informativo de la semana pasada, habíamos indicado que la República Argentina había embarcado en el año 2015 -desde todos sus puertos- cerca de 4 millones de toneladas de granos más que en el año 2014. Ahora llega el turno de analizar los despachos al exterior de subproductos del año pasado. Cuando hablamos de “subproductos” nos estamos refiriendo al conjunto de bienes integrado por harina de soja, harina de girasol, malta y pellet de afrechillo de trigo. También hemos incorporado datos de ventas al exterior de harina de trigo.

Las estadísticas del año 2015 muestran que los despachos de subproductos disminuyeron un poco más de 900.000 toneladas respecto de los valores registrados en el año 2014 (Ver cuadro N°2). Según datos de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios del MINAGRI y tal como puede verse en los cuadros N°1 y 2 de la presente nota, la República Argentina embarcó en el año 2015 -desde todos sus puertos- aproximadamente 28.397.593 toneladas de harinas y subproductos. El año anterior, 2014, los despachos habían ascendido a 29.312.358 toneladas. De esta forma se registró en el 2015 una reducción – en el total nacional – del 3,12% respecto del año anterior.

Si se incluyen las exportaciones de harina de trigo, el total de los despachos del año 2015 asciende a 28.807.652 toneladas. En el cuadro N°1 se brinda información desagregada de los embarques por terminales portuarias y área geográfica relevante.

La leve caída del año 2015 respecto del 2014 tiene una explicación que es la siguiente: en los últimos meses del año 2015 el crushing de soja en el polo industrial Rosario comenzó a desacelerarse, ante la expectativa de modificación en el tipo de cambio y los derechos de exportación, variables que alteran significativamente los números habituales del negocio. Igualmente, las fábricas continuaron activas en la búsqueda de materia prima, aunque la oferta se mostró visiblemente retraída. El ritmo de exportaciones de subproductos y aceites cayó a mínimos de la campaña durante noviembre y diciembre del 2015, aunque se recuperó fuertemente en enero y febrero del 2016. De allí la leve caída en los registraos de despachos de exportación del año 2015. Pero en los dos primeros meses del 2016 cambia esta tendencia declinante y las ventas externas de harina de soja suben totalizando 5,04 millones de tn, en tanto que en el mismo bimestre del año 2015 habían sido de 2,99 millones de toneladas.

Regresando al análisis del año 2015 y en línea con la tendencia de los años previos, las terminales del Gran Rosario volvieron a ver crecer su intervención y participación en el total de las exportaciones nacionales de subproductos, en desmedro de los puertos de Bahía Blanca, Necochea y Ramallo. En el 2015 vuelve a registrarse la enorme participación del Gran Rosario en el orden del 96,2% del total de subproductos exportados, cuando el año anterior (2014) había sido del 94,8%. Así se consolida la relevancia de los puertos de esta zona como actores del comercio exterior de subproductos. Durante los últimos 4 años el sistema portuario “Up River Paraná” o “Gran Rosario” incrementó su participación del 90% del total de los despachos nacionales de harinas y subproductos en el 2012 al 96,2% en el 2015.

Cuando se analizan las cargas en valores absolutos, las terminales del Gran Rosario despacharon en el 2015 menos toneladas de harinas y subproductos que el año anterior. Se embarcaron 27,3 millones de toneladas, cuando en el 2014 los despachos habían ascendido a 27,7 millones. Las mayores disminuciones de los embarques argentinos de subproductos en el 2015 se dieron en Puerto Galván (Bahía Blanca), ACA (San Lorenzo), Zárate y Ramallo. Como consta en el cuadro N°2, el “Up river” redujo sus cargas en 480.000 toneladas (2% respecto al 2014) representando 53% de la contracción total anual de los embarques nacionales.

En el 2015, las tres terminales ubicadas en Bahía Blanca despacharon un 18% menos que en el 2014, apenas superando las 650.000 toneladas. En el 2014 habían despachado cerca de 772.000 toneladas. Del cuadro N°2 se desprende que en los últimos años los puertos de Bahía Blanca no han podido superar su registro del año 2012, cuando las terminales de esa zona remitieron al exterior 930.000 toneladas de subproductos. Según registros oficiales, Necochea volvió a operar con subproductos despachando 14.100 toneladas de pellet de soja luego de un año sin operar este tipo de productos.

El crecimiento del Gran Rosario en los embarques de harinas y subproductos se ve consolidado según los registros oficiales, favorecido por los factores siguientes:

a)    La localización en el Gran Rosario del poderoso complejo industrial oleaginoso donde se encuentra cerca del 80% de la capacidad de molienda nacional. De allí emerge el grueso de la producción de harina de soja y girasol. La mayor parte de estas fábricas se encuentran a la vera del Río Paraná, con lo cual resulta sencillo y de bajo costo cargar los buques con esta mercadería.

b)    Una mejor ubicación de las terminales del Gran Rosario que reciben barcazas con mercadería paraguaya y boliviana, la cual es despachada al exterior desde los puertos del “Up River Paraná”. En el 2015, el Gran Rosario despachó el 100% del volumen exportado en pellets de soja paraguayo y boliviano, por un total cercano a  1,2 millones de toneladas. Existe una clara ventaja comparativa respecto a los puertos marítimos de Bahía Blanca y Quequén por las menores distancias sobre el Río Paraná.

c)    La profundidad en el Río Paraná de aproximadamente 34 pies de calado permite la salida de buques graneleros directamente al océano atlántico con cargas del orden de las 42.000 a 46.000 toneladas.

d)    En el año 2013 se produce la puesta en marcha de la nueva Planta de RENOVA S.A. en Timbués, sumando al Gran Rosario una capacidad de crushing adicional de 20.000 Tn/día, embarcando ese mismo año 1 millón de toneladas. Al año siguiente de su activación había triplicado sus despachos, llegando a 3.019.000 toneladas. En el 2015 vuelve a crecer un 18% respecto del 2014 con un registro de más de 3.692.000 toneladas en el año. Actualmente, esta terminal representa el 13% del total embarcado, consolidándose como la segunda terminal portuaria en importancia a nivel nacional en materia de despachos de subproductos. El liderazgo es sostenido por Terminal VI en Puerto General San Martín con despachos de 5,5 millones de toneladas y una participación del 19% en los embarques nacionales de subproductos.

e)    Gran parte de la producción argentina de soja está muy cerca del Gran Rosario. Se estima que a 300 Km. de la ciudad de Rosario se localiza el 57% de la producción de poroto del país. Es una gran ventaja que la materia prima que necesitan las fábricas del Gran Rosario se encuentra próxima a los lugares de industrialización y molienda.

f)    La relación peso-volumen (cubicaje) que tienen los subproductos (más livianos que los granos) hace que sea muy conveniente cargar la harina en el Gran Rosario y efectuar el completamiento de los buques en los puertos marítimos, especialmente los de Bahía Blanca.

 

Volviendo al cuadro N°1, si se analizan los despachos nacionales por tipo de producto se observa la participación excluyente del pellets de soja (argentino, paraguayo y boliviano): casi 27,6 millones de toneladas embarcadas en el 2015 sobre un total de 28,4 millones exportadas. Representa el 97% del total de subproductos despachados a nivel nacional. La malta ocupó el segundo lugar con 514 mil toneladas.

 

 

A nivel de cada producto en particular, la participación de las terminales portuarias del Gran Rosario sobre el total embarcado en el año 2015 muestra los siguientes posicionamientos:

a)    El rubro más importante a nivel de subproductos es –lógicamente- la harina de soja. En el 2015, el Gran Rosario embarcó el 97,3% del total de la harina de soja de origen argentino (26,4 millones de toneladas) y el 100% del pellets de soja de origen paraguayo y boliviano (aproximadamente 1,2 millón de toneladas).

b)    Con relación a la Malta, la terminal de Cargill en Punta Alvear despachó el 39% del total nacional con 205.249 toneladas.

c)    En pellets de girasol, los embarques del Gran Rosario estuvieron cerca de las 230.000 toneladas, cuando el total despachado a nivel nacional fue de 292.609 toneladas. El Gran Rosario despacha casi el 79% de las exportaciones totales.

Autores: Julio Calzada – Carina Frattini – BCR

Fuente:

Publicidad