19 de abril de 2016 01:15 AM
Imprimir

Prevenir es mas barato

Las condiciones de temperatura y humedad del actual otoño van a ser una base de lanzamiento perfecta para malezas de ciclo otoño-inverno-primavera.

Las precipitaciones ocurridas durante la primer parte de Abril, sumado a la incidencia de la luz solar en los lotes de soja a ser cosechados y la ausencia de herbicidas aplicados durante el cultivo, deja como saldo el escenario perfecto para el nacimiento masivo de malezas como Rama Negra, Viola y Parietaria, entre otras. Se suman a esto, las condiciones imperantes en el período del cultivo de soja, donde excesos hídricos al nacimiento, áreas anegadas durante su ciclo y amplias zonas con un déficit hídrico importante en enero y febrero,  generaron condiciones de falta de control eficiente de malezas como Rama Negra, provocando un aumento exponencial de la cantidad de semillas en el lote.

 

A partir de la trilla de soja, se presentará un escenario con plantas provenientes de semillas nuevas pero también rebrotes de las que se desarrollaron durante el cultivo, siendo esas las más difíciles de controlar por su robusto sistema radicular. Todo esto requiere adecuar la estrategia de control de malezas de emergencia otoñal en función de:

  • ·         Malezas presentes en el cultivo anterior
  • ·         Próximo cultivo a ser implantado en el lote
  • ·         Historia de rotación de principios activos y modos de acción utilizados previamente en el lote.

 

El último punto mencionado cobra especial importancia ya que la utilización exclusiva de principios activos basados en el modo de acción del tipo ALS puede resultar en la generación de tolerancias  y eventualmente resistencias de las malezas a ser controladas. La solución a estos problemas pasará por asumir mayores costos en el control de malezas. Así, en este punto más vale prevenir que curar.

 

Y la prevención pasa por la rotación de principios activos y modos de acción, que reduzcan significativamente el riesgo de generar tolerancias o inclusive resistencias. Una de las herramientas más eficaces es aplicar mezclas de principios activos con diferentes modos de acción que se complementen entre sí y permitan ampliar la gama de especies a controlar, además de extender su permanencia en el lote.

Fuente:

Publicidad