19 de abril de 2016 12:38 PM
Imprimir

Piden al gobierno que frene la importación de carne de cerdo

Los productores locales reaccionaron ante el mayor ingreso de cortes porcinos desde Brasil y Dinamarca. Alertaron sobre el peligro de enfermedades exóticas.

El crecimiento explosivo de las importaciones de carne de cerdo durante el primer bimestre de 2016 puso en alerta a los productores locales, que reclamaron a las autoridades que suspenden ese comercio debido al peligro de ingreso de enfermedades exóticas de las cuales está libre la Argentina.

 

Tal como informó Clarín hace unos días, las importaciones de carne de cerdo se duplicaron en lo que va del año respecto de los dos primeros meses de 2015, pasando de 728 a 1.510 toneladas. La cifra no es significativa respecto de la producción nacional, que supera las 30.000 toneladas mensuales. Pero los porcinocultores reaccionaron con vehemencia por el riesgo sanitario que implicarían.

En una carta dirigida al ministro de Agroindustria, RIcardo Buryaile, y al titular del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Dillon, diversas asociaciones de la producción porcina recordaron que la Argentina “es uno de los países con mejor status sanitario del mundo” para la producción de cerdos, pues está considerado libre de dos de las enfermedades con mayor impacto económico en la actividad. Una de ellas es la exótica Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino (PRRS).

Para laos productores, el hecho de que en el primer bimestre haya ingresado carne no solo de Brasil sino también de Dinamarca constituye un dato alarmante, ya que en aquel país la PRRS está oficialmente reconocida y en el caso brasileño se sospecha que la tiene. “Hay trabajos internacionales que han demostrado la presencia y permanencia del virus del PRRS en cortes frescos y congelados”, advirtieron los criadores locales, dando cuenta que la enfermedad bien podría ingresar al país por esa vía.

De allí que cinco entidades de la producción reclamaran “se suspenda de forma inmediata el ingreso de carnes de países declarados o sospechados de tener la enfermedad, hasta tanto se implementen las medidas necesarias para asegurar el resguardo del alto status sanitario nacional

Fuente:

Publicidad