19 de abril de 2016 10:30 AM
Imprimir

México : Carne, otro nuevo tesoro del campo

En el 2015, superaron la barrera de 1,000 millones de dólares y seguirán creciendo gracias a la derogación del etiquetado COOL en EEUU

México exportó carne de bovino por 1,134 millones de dólares en el 2015, un aumento interanual de 20.4%, logrado por una mejora en la competitividad en el sector.

 

“México se ha vuelto más competitivo en sus ventas de carne de bovino y está exportando a los principales mercados del mundo, donde la carne mexicana ha tenido una aceptación sin precedente”, comentó Juan Carlos Anaya, director general del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

 

El valor de las exportaciones mexicanas de carne de res acumuló un crecimiento de 261% en los últimos cinco años, puesto que sumaron sólo 314 millones de dólares en el 2010.

 

En este periodo, las exportaciones de carne de bovino, sumadas a las de ganado en pie, escalaron a 2,076 millones de dólares, colocándose en la segunda posición entre los productos agroalimentarios más exportados por México, superadas por la cerveza (2,542 millones de dólares). “Si se mantienen las condiciones actuales, México va a ser un jugador importante en el comercio internacional de este producto, porque cuenta con ventajas por su inocuidad y sanidad, la cercanía a Estados Unidos y la posibilidad de embarcar por el Atlántico y el Pacífico”, agregó Anaya.

 

Las exportaciones de los productos de bovino superaron a las de tomate (1,818 millones de dólares), aguacate (1,649 millones) y tequila (1,216 millones). En el 2015, México exportó 1.2 millones de becerros, por un valor de 871 millones de dólares. Estas ventas podrían aumentar luego de que el presidente Barack Obama promulgó en diciembre pasado la derogación del etiquetado COOL, el cual violó las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y afectó las exportaciones de becerros y otros productos de México y Canadá.

 

El etiquetado COOL obligó a los empacadores a identificar dónde nacieron los animales, se criaron y fueron sacrificados, una información que fue impresa en los paquetes de carnes de res y cerdo y otros productos. Las etiquetas decían: “Nacido en México, criado y sacrificado en Estados Unidos”.

 

La OMC concluyó, en un panel ganado por México y Canadá, que el etiquetado exigía una mayor segregación de la carne y el ganado según el origen; suponía una carga mayor en materia de mantenimiento de registros, e incentivó a optar por el ganado nacional con preferencia al importado.

México produjo 1,850 millones de toneladas de carne de bovino en el 2015, un aumento de 1.1% en comparación con el año previo, según datos del GCMA, quien estimó que este volumen escalará a 1,870 millones de toneladas en el presente año.

 

Las exportaciones mexicanas de este producto han sido dirigidas a Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Hong Kong y Canadá.

 

Fuente:

Publicidad