23 de abril de 2016 00:15 AM
Imprimir

Roces en el Gobierno por la escasez de fondos que destinaron como ayuda a los campos inundados

Buryaile pidió “soluciones excepcionales para situaciones excepcionales”. Polémica por el Fondo Hídrico

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, fue uno de los encargados de abrir este jueves un Seminario Ganadero organizado por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA) en el Hotel Hilton en donde estuvo La Política Online.

Como no podía ser de otra manera, el funcionario macrista hizo referencia a las inundaciones que afectaron al sector agropecuario y que causaron perdidas millonarias a los productores agrícolas, lecheros, ganaderos y de economías regionales y que ponen en riesgo la lluvia de dólares del sector que espera el Gobierno.

“Vamos a adoptar todas las herramientas que contempla la emergencia agropecuaria, que desde ya son absolutamente insuficientes”, reconoció, de entrada, Buryaile ante la presencia de alrededor de 1500 productores que se acercaron a Puerto Madero.

Vamos a plantear medidas excepcionales para situaciones excepcionales, pero sabemos que será insuficiente, reconoció el ministro Buryaile.

Y enseguida el ministro continuó: “Vamos a plantear soluciones excepcionales para situaciones excepcionales a los miles de productores que se vieron afectados. Estamos hablando de una emergencia (hídrica) como hace mucho no se ve en el país”.

“Hay que estar a la altura de las circunstancias con medidas impositivas y crediticias”, agregó el ministro aunque reconoció que “sabemos que todo lo que hagamos es insuficiente”

Ulises Forte y Ricardo Buryaile en el seminario del IPCVA.

 

En rigor, el ministro de Agroindustria sabe que las medidas que tomó la Casa Rosada para los productores inundados resultan escasas en función de la magnitud de las pérdidas que provocó el exceso de lluvias en el centro y norte del país.

Por tal motivo, según pudo averiguar LPO con fuentes oficiales, Buryaile planteó el tema ante sus pares en las reuniones de Gabinete y las respuestas que recibió no fueron del todo convincentes a la hora de habilitar recursos para afrontar la situación.

“Es como si algunos no entendieran la gravedad de los daños que produjeron las inundaciones para el campo; hay que facilitar ayudas a los productores para que no se desfinancien”, comentó a este medio un experimentado dirigente rural en el Hilton.

Tal es así que, como adelantó este medio, en el Congreso los propios diputados del bloque de Cambiemos se negaron a tratar un proyecto que presentó el Frente para la Victoria (FpV) para declarar la emergencia hídrica en las provincias inundadas.

Hasta el momento, entonces, la ayuda que dispuso el Ministerio de Agroindustria al campo consiste en un paquete de $ 100 millones para brindar asistencia a las provincias de Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, La Rioja, Corrientes y Formosa.

El tema es que dicha cifra queda muy chica al lado de lo que se perdió. Según un relevamiento de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), las inundaciones liquidaron 4 millones de toneladas de soja que estaban a punto de cosecharse.

Se trata de una cifra equivalente a unos 1500 millones de dólares considerando el valor de exportación actual de la soja. Las zonas más comprometidas son el centro-este de Entre Ríos, centro-norte de Santa Fe y el sector norte de la zona núcleo.

Pero esto no es todo: el retraso en la cosecha de soja es gigantesco. A la fecha, según el informe de la BCBA, apenas se pudo cosechar un 16% de la superficie nacional versus un 46% en la misma fecha del año pasado.

 

 

 

El Fondo Hídrico sin fondos

En el primer trimestre de 2016 el Fondo Hídrico originó recursos por $ 609 millones. Pero en lo que va del año aún no se asignó ninguna partida del mismo para realizar nuevas obras destinadas a controlar el impacto de las inundaciones.

La Unidad de Coordinación de Fideicomisos de Infraestructura (Ucofin) informó que en enero-marzo de este año se destinaron $ 48 millones a las provincias y municipios para abonar obras en curso, según publica el sitio especializado valorsoja.com.

En tanto, otros $ 44 millones se asignaron al Plan Federal de Control de Inundaciones, en el cual se incluye el Plan Maestro Integral del Río Salado, las obras de regulación en la cuenca santafesina de La Picasa y las protecciones del sector costero de Concordia.

Es decir, en los primeros tres meses de este año un 7% de los fondos recaudados por el Fondo Hídrico fueron destinados al control de inundaciones en zonas agropecuarias (el año pasado el kirchnerismo asignó nuevas obras por apenas $ 102,6 millones.

Fuente:

Publicidad