24 de abril de 2016 00:47 AM
Imprimir

Syngenta presentó tres nuevos maíces Viptera y le pone fichas al girasol

La empresa hizo estos anuncios en el marco de Exposyngenta, realizada en el norte provincial.

Syngenta hizo en Córdoba la presentación simultánea de nuevos híbridos de maíz y de una nueva tecnología en fungicidas foliares, en el transcurso de la ExpoSyngenta Córdoba que se realizó en Campo Lábaque, sobre la Ruta 9 Norte, entre la ciudad de Córdoba y Jesus María.

También durante la jornada, se habló de las perspectivas que ofrece para la próxima campaña el cultivo del girasol, practicamente abandonado en muchas zonas de Córdoba a causa de los ataques de la plaga de la paloma y otras aves. La compañía ofrece un material que le hace frente a ese problema.

 

 

 

Fungicida de nueva generación

En esta ExpoSyngenta, se hizo la presentación en Córdoba –la primera, fue en Expoagro– de Adepidyn  + DFZ, una nueva molécula de acción fungicida. Pertenece a la familia de las carboxamidas. Se asegura que el fungicida es superior a los conocidos hasta el presente.

El gerente Regional de Syngenta, Gabriel de Alzáa, dijo que en los ensayos que han realizado en esta campaña “estamos viendo altísimas performances”. El producto estará disponible para el próximo ciclo agrícola, con su nombre comercial.

 

 

 

Nuevos híbridos

De Alzáa también destacó la presentación de tres nuevos híbridos con tecnología Viptera: 840, 860 y 875. “Consideramos que son una buena novedad, porque representan una alternativa para el productor de Córdoba y en particular del Norte de Córdoba, dónde predominan las siembras tardías”.

 

 

 

Girasol

El ejecutivo también dejo una idea para evaluar: “Estamos pensando que el girasol vuelve a ser una alternativa. Es uno de los cultivos a los que se quitó la retención y recibe bonificación por aceite, con lo cual se le devolvió la rentabilidad”.

Reconoció que Córdoba perdió una respetable área girasolera, en buena medida por los ataques de la plaga de las palomas. Pero justamente Syngenta cuenta con el girasol 4045, “que al torcer ‘la torta’ hacia abajo genera una suerte de resistencia física, porque a la paloma le cuesta meter el pico hacia abajo. Está andando muy bien en las zonas con problemas de paloma”.

“Yo creo que en Córdoba el girasol va a experimentar en la próxima campaña un incremento de área sembrada, aunque no se va alcanzar las superficies que hace varios años se implantaban. El Syngenta 4045 es una muy buena herramienta para contrarrestar a la plaga de palomas”, concluyó

Fuente:

Publicidad