24 de abril de 2016 11:50 AM
Imprimir

Diversos factores influyen en la oferta y demanda de cada producto agrícola

CompartiremailFacebookTwitterURUGUAY :  Los precios de los mercados agrícolas se encuentran influenciados mayoritariamente por dos factores importantes, señaló Carlos Sánchez, consultor de ADP–Agronegocios del Plata. El primero, al que llamó “fundamentales”, es propio a su naturaleza “y lo define la situación de oferta y demanda de cada producto, donde el valor más importante es la cantidad […]

URUGUAY :  Los precios de los mercados agrícolas se encuentran influenciados mayoritariamente por dos factores importantes, señaló Carlos Sánchez, consultor de ADP–Agronegocios del Plata.
El primero, al que llamó “fundamentales”, es propio a su naturaleza “y lo define la situación de oferta y demanda de cada producto, donde el valor más importante es la cantidad de stocks que quedan al final de cada campaña”.
El segundo factor es ajeno a la producción y “lo podemos definir como el escenario macroeconómico que enfrentan los mercados. El comportamiento alcista que ha experimentado el mercado desde finales de marzo a esta parte tiene un componente macro que se explica en la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), en su última reunión, de no subir las tasas de interés, y dando a entender que en este año posiblemente solo tengamos 2 subas de tasa en Estados Unidos contra las 4 subas que se estimaban anteriormente”, indicó Sánchez.
El consultor entiende que “un panorama de suba de tasas más atenuado hizo que el dólar perdiese valor abaratando el valor de los granos en moneda de los importadores, del mismo modo que tasas bajas alientan el almacenamiento bajando el costo de financiar stocks. Los especuladores interpretaron el movimiento de tasas como un guiño para volver a tomar riesgo con bajo costo y recompraron fuertemente sus posiciones vendidas”, explicó.
Del lado de los fundamentales, el informe de intenciones de siembra y stocks trimestrales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) del 31 de marzo “fue bajista para maíz y levemente alcista para soja y trigo. La gran sorpresa fue la fuerte intención de siembra para maíz, subiendo el área +2,3 millones de hectáreas respecto del año pasado, casi 1,5 millones de hectáreas por encima de los esperado, lo que implica que con rindes normales habría +14 millones de toneladas “inesperadas” y 21 millones de toneladas más que el año pasado”, subrayó el especialista.
Los stocks salieron dentro del rango estimado, “pero el aumento de área hizo bajar el maíz casi U$S 7 por tonelada. Para la soja, el informe redujo el área en 167.000 hectáreas respecto del año

pasado y 330.000 hectáreas menos de lo que el mercado estimaba”.
“Los stocks también fueron menores al esperado en –680.000 toneladas–, lo que representa una buena diferencia, sin embargo, fueron un 15% mayores que igual época del año pasado”, aclara Sánchez. “Muchos sostienen que la diferencia entre los menores stocks reales y los estimados se traducirá en el futuro en una baja de la estimación de la producción de la campaña actual en próximos informes del USDA”.
Finalmente, en trigo los stocks fueron levemente superiores a lo esperado, pero +20% mayor respecto del mismo trimestre del año pasado. El factor alcista fue el área informada, que estuvo casi 900.000 hectáreas por debajo de lo esperado, lo que se traduce en una caída del área de 2 millones de hectáreas respecto del año pasado. Sin embargo, pese a la caída, los stocks finales tan abultados permiten estimar que con rindes normales la oferta de trigo será mayor en la próxima campaña”, finalizó Sánchez.

Fuente:

Publicidad