25 de abril de 2016 06:33 AM
Imprimir

La Generalitat Valenciana promoverá estudios para la mejora del bienestar animal durante el sacrificio de aves

CompartiremailFacebookTwitterEl Pleno del Consell de la Generalitat de Valencia ha aprobado un convenio de colaboración entre el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias de Cataluña (IRTA) y la Organización Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo […]

El Pleno del Consell de la Generalitat de Valencia ha aprobado un convenio de colaboración entre el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias de Cataluña (IRTA) y la Organización Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo del Reino de España (PROPOLLO) para la realización de estudios sobre la protección de los animales en el sacrificio.

La dotación económica de este convenio es de 74.000 euros. La participación del IVIA en el desarrollo del proyecto de investigación se concreta en la aportación de sus medios y capacidades para llevar a cabo este tipo de estudios.

El objeto del convenio consiste en desarrollar distintas actividades relativas al estudio sobre el efecto de distintos grados de intensidad eléctrica como método para aturdimiento en pollos para la fase previa al sacrificio, con la finalidad de alcanzar un mejor cumplimiento del Reglamento de la Comunidad Europea relativo a la Protección y Bienestar de los animales en el momento de la matanza.

Además, el estudio contará también de una parte en la que se refleje la bibliografía actualizada de esta normativa europea.

El estudio también contempla la realización de pruebas en mataderos industriales, para conocer el efecto de las descargas eléctricas sobre la inducción a la inconsciencia en el animal previa al sacrificio y los efectos apreciables macroscópicos sobre la canal del pollo, así como un estudio electroencefalográfico para evaluar la actividad cerebral con diferentes intensidades y frecuencia de corriente durante el aturdimiento eléctrico,

Fuente:

Publicidad