25 de abril de 2016 06:45 AM
Imprimir

Sobre “la 140” (ley semilla)

CompartiremailFacebookTwitterEl ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, aseguró que “el Gobierno tomó una decisión en el marco de la ley” para regular el sistema de comercialización de semillas, y precisó que esa determinación “no es contra nadie”, en alusión a la multinacional Monsanto, que cobraba regalías a productores por el uso de una tecnología de su […]

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, aseguró que “el Gobierno tomó una decisión en el marco de la ley” para regular el sistema de comercialización de semillas, y precisó que esa determinación “no es contra nadie”, en alusión a la multinacional Monsanto, que cobraba regalías a productores por el uso de una tecnología de su propiedad. “Encontramos medidas y un sistema de comercialización que no otorga libertades de comercio ni garantías en el testeo de la soja”, afirmó Buryaile en declaraciones radiales.

Destacó también que la regulación aplicada por el Gobierno pretende “fomentar inversiones y tecnología pero en el marco de la ley, sin desconocer el derecho que le asiste a los semilleros a cobrar por la tecnología”.

Así se refirió a la Resolución 140/2016, que comenzó a regir de manera efectiva a partir del viernes, que aclara que los sistemas de controles de los granos deben estar autorizados por el Estado. El ministro explicó que la resolución responde a que “se armó un sistema privado de fiscalización, que no estaba dentro del marco legal”, y reiteró que “esta decisión que ha tomado el Gobierno no es en contra de la empresa”. Aseguró que su objetivo es “hacer una ley de semillas para que los productores paguen, para que las semilleras cobren”, pero aclaró que la decisión es que “nadie esté obligado a firmar un contrato cuando va a entregar un poroto de soja”.

Consultado sobre si hubo algún llamado del Gobierno estadounidense para interceder en el asunto, Buryaile señaló que la administración de Barack Obama “quiere que se respeten las patentes”.

“Tenemos sistema de patentes en la Argentina. Somos un país autónomo. Ellos pelean por sus empresas y yo también, cuando salgo al exterior”, sostuvo el ministro, quien precisó: “Hemos hablado y no tenemos problema en tener una conversación adulta con el embajador de Estados Unidos, o con el secretario de Agricultura de ese país”.

Explicó que “en 14 años no se hizo una ley de semillas”, y puntualizó que el presidente Mauricio Macri “se garantizó a trabajar”.

“Vamos a garantizar el cobro a través del Instituto de Semillas de las regalías que les corresponden por tecnología, pero vamos a garantizar la libertad de comercio”, afirmó Buryaile, quien remarcó: “Si hoy usted quiere vender un poroto de soja, tenga o no la tecnología de Monsanto, está obligado a firmar un contrato. Es como tener la vara y cobrar”.

Fuente:

Publicidad