5 de noviembre de 2009 00:06 AM
Imprimir

Lombricultura, una solución a la contaminación

Uno de los problemas más graves que presenta el planeta es la contaminación ambiental, debido a que aproximadamente cada persona genera al día un kilo de basura, donde el 70 por ciento de ésta es orgánica.

Sin embargo, existen técnicas que hacen posible el aprovechamiento de estos residuos, como la lombricultura, una biotecnología que utiliza lombrices para obtener abono orgánico, ya que estos invertebrados se alimentan con desechos como cáscaras de naranja, estiércol y hojas de árboles, entre otros compuestos naturales.  ”Sus ventajas son notables, ya que la lombricultura permite sustituir los fertilizantes químicos empleados actualmente, que contaminan el suelo y en consecuencia las corrientes subterráneas de agua”, señaló el maestro en Ciencias Eduardo Pablo Calderón Fabián, del Departamento de Investigación en Ciencias Agrícolas (DICA) del Instituto de Ciencias de la BUAP.  ”Se trata de disminuir las dosis de consumo de fertilizantes artificiales, pues tenemos productos mucho más ricos en contenidos nutritivos”, añadió el biólogo José Mariano López Fuentes, Profesor de la Escuela de Ingeniería Agroindustrial, campus Acatzingo.  Uno de los objetivos que sustenta el DICA es la divulgación de la tecnología, en especial la lombricultura, la cual se enseñó en comunidades indígenas de Oaxaca, “por lo cual nos sentimos satisfechos de que los pobladores estén produciendo su propio humus de lombriz y hortalizas, ya que con ello no tienen que trasladarse en busca de alimentos”, indicó.  Calderón Fabián mencionó que se debe comenzar por los hogares, para aprovechar los residuos que se generan, aplicando esta biotecnología en pequeña escala, “y reducir el problema de contaminación que genera este tipo de basura como son la acumulación de roedores, moscas y perros”.  Para ello, se debe delimitar un pequeño espacio e instalar una cama de un metro por un metro o un recipiente, en el caso de vivir en unidades departamentales. “A nivel casero no se requiere mucha inversión y el producto obtenido sirve para el cuidado de las plantas”, agregó el Especialista.  Para el cuidado de las lombrices se debe tener una determinada humedad, colocarlas en un lugar fresco y no exponerlas al sol; para nutrirlas se coloca una cama de 10 centímetros de alimento cada 20 días y cada dos meses se dejan de alimentar para recolectar el humus.  Además, las lombrices pueden ser utilizadas como alimento en la dieta complementaria de gallinas, cerdos y conejos; en el caso del consumo humano, se fabrica harina, un ejemplo son las galletas de lombriz las cuales son ricas en proteínas.  ”Hoy en día se habla mucho de contaminación y calentamiento, pero no estamos haciendo nada al respecto. Con la implementación de la lombricultura evitamos esto, buscando nuevas alternativas”, recalcó el investigador del campus Acatzingo

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *