25 de abril de 2016 03:03 AM
Imprimir

Swift quiere reactivar la planta de Rosario y tenerla trabajando a pleno

CompartiremailFacebookTwitterHoy opera por debajo de la capacidad. Con este espacio a full, después quiere reabrir otras tres instalaciones que hoy tiene cerradas. De las cinco plantas que la brasilera JBS tiene en Argentina, sólo la de Rosario está en funcionamiento, aunque por debajo de la capadidad. Sin embargo, desde la compañía evalúan revertir este panorama […]

Hoy opera por debajo de la capacidad. Con este espacio a full, después quiere reabrir otras tres instalaciones que hoy tiene cerradas.

De las cinco plantas que la brasilera JBS tiene en Argentina, sólo la de Rosario está en funcionamiento, aunque por debajo de la capadidad. Sin embargo, desde la compañía evalúan revertir este panorama en el corto plazo: según informó Reuters, para el segundo semestre tienen pensado ampliar la producción así como incrementar la facturación en un 50%.

JBS, la mayor empacadora de productos cárnicos del mundo, considera la gradual reapertura de las plantas de sacrificio y empacado de carne en Argentina, después de que el nuevo Gobierno eliminara el impuesto a las exportaciones, dijo un alto ejecutivo de la compañía a Reuters.

La compañía esperará a que la planta de Rosario alcance su producción plena antes de reactivar otras cuatro instalaciones de procesamiento de carne, dijo Enéas Pestana, director de operaciones para Sudamérica.

Las operaciones en desarrollo en Argentina alcanzaron un punto de equilibrio este año, mejorando las perspectivas sobre la reapertura de las otras plantas, según dos fuentes cercanas al plan que declinaron ser identificadas. Las operaciones para los exportadores de carne en Argentina y la demanda por activos vinculados, han mejorado desde que el Gobierno del presidente Mauricio Macri asumió en diciembre y eliminó los impuestos y las restricciones comerciales sobre la materia prima.

“Los cambios definitivamente están mejorando la situación y ayudando a reactivar a la industria de carne en Argentina”, dijo Pestana.

Durante años, enfrentar esas restricciones había sido particularmente desafiante para JBS, que también es el mayor empacador de carne en Argentina. Además de los impuestos y las restricciones a las exportaciones, así como fuertes alzas salariales impuestas por el Gobierno y vinculadas a la inflación, la compañía tuvo que lidiar con cargos asociados a pagos por indemnización en las plantas, agregaron las fuentes.

La compañía -que cuenta con marcas como Swift, Cabaña Las Lilas, Friboi, Maturatta, Pilgrim’s, Gold Kist Farms, Pierce y 1855- participa del procesado de carnes bovina, porcina, ovina y de pollo y en el procesamiento de cueros. Además, comercializa productos de higiene y limpieza, colágeno, embalajes metálicos, biodiesel, entre otros.

JBS fue fundada en 1953 por José Batista Sobrinho, y entre 2001 y 2016 comenzó a operar 5 plantas en la Argentina, que se sumaron a las 21 que tenía en Brasil. Además, en 2005 se quedó con Swift-Armour, la productora y exportadora de carne bovina argentina N°1.

Fuente:

Publicidad