27 de abril de 2016 00:56 AM
Imprimir

La devaluación reactivó las exportaciones del agro pero aún no favoreció a la industria

El Indec registró en marzo un nuevo déficit comercial de USD 266 millones, pese a que las ventas al exterior crecieron 1,6% y las importaciones se contrajeron 6,6 por ciento.

De todas formas, el resultado del intercambio de bienes con el resto del mundo resultó menos deficitario que un año atrás en USD 406 millones, por el fuerte impulso que adquirieron las ventas del complejo agropecuario, las cuales se elevaron 46% en los productos primarios y 17% en sus manufacturas.

Por el contrario, las exportaciones de bienes industriales y de combustibles y energía se contrajeron 28% y 45%, en comparación con el nivel de marzo de 2015. En el primer caso gravitó la recesión que afecta a Brasil, porque se tradujo en menor demanda de automotores, autopartes y productos siderúrgicos, principalmente, mientras que en el segundo, impactó la disminución del precio del petróleo.

Las exportaciones alcanzaron en marzo un valor de USD 4.452 millones, mientras que las importaciones ascendieron a USD 4.719 millones.

 

El sinceramiento cambiario no desalentó la importación de bienes de consumo

 

Cabe destacar que pese al sinceramiento cambiario, a mediados de diciembre, se mantuvieron expansivas las compras en el exterior de bienes de consumo, con un salto de 23% en cantidades y del 11% en valor, porque bajaron 9% los precios, y también de automotores un 25% en unidades y 15% en monto.

Por el contrario, la demanda de insumos para la producción de bienes con agregado de valor doméstico apenas se incrementa 3% en cantidad y cayeron 11% en valor, y las de máquinas y equipos subieron 7% en volumen, pero disminuyeron 16% en dólares.

 

 

Ahorro de USD 800 millones en el trimestre

Entre enero y marzo la balanza comercial fue deficitaria en USD381 millones; USD 803 millones menos que en similar período del año anterior, al crecer las exportaciones 2,9%; a USD 12.413 millones; mientras que las importaciones se contrajeron 3,4%, a USD12.794 millones.

Sin duda la fuerte contracción del mercado brasileño, primero en importancia en el mes, fue determinante para impedir que la balanza comercial pudiera repetir un saldo superavitario como se registro en febrero

Fuente:

Publicidad