27 de abril de 2016 10:54 AM
Imprimir

La importación de alimentos aumentó 28% en marzo

En general las importaciones de productos terminados y listos para consumir crecieron en el mes un 11%. La compra de alimentos fue la segunda más elevada después de la importación de vehículos. Argentina compra trabajo extranjero y vende más materias primas que elaboradas.
Si el plan del gobierno es convertir a la Argentina en el supermercado del planeta, en la góndola del mundo, para que el resto de la humanidad compre alimentos listos para consumir, algo está fallando y mucho. 
 
Durante el mes de marzo se registró un aumento de las importaciones de alimentos y bebidas (no básicos) listos para consumir en un 28%, exactamente al revés de lo que pretende Mauricio Macri. “Tenemos que dejar de exportar trigo y empezar a exportar pastas” explicaba el presidente a un grupo de periodistas por la televisión pública, pero se ve que las empresas no estaban viendo el canal del Estado.
 
Muy por el contrario las importaciones de alimentos de diferente tipo y terminados rozan los 300 millones de dólares en el primer trimestre, una suba en lo que va del año del 26%. La contracara es que las exportaciones de trigo aumentaron en el mismo lapso un 68%, pero solo representaron 262 millones de dólares más que en 2015. 
 
Lo que muestran las estadísticas de comercio exterior en cuento a los bienes que se exportan y los que se importan dan precisamente una ecuación preocupante. Argentina viene aumentando las importaciones de alimentos (23% más que el año pasado en cantidades) y vende cada vez menos productos con mayor trabajo nacional (-27% en cantidades sobre marzo de 2015). 
 
El dato no debería llamar la atención. Todas las importaciones de bienes de capital e intermedios esenciales para dar vida a la industria local, se desplomaron en marzo. Ello demuestra que hay menos inversiones que el año pasado a pesar de la confianza que el presidente y su equipo intentan desplegar. La caída en la importación de bienes de capital fue del 16%, mientras que los bienes intermedios retrocedieron un 11%, durante el mes de marzo.
Fuente:

Publicidad