28 de abril de 2016 19:33 PM
Imprimir

Fuerte operativo en el frigorífico de Alberto Samid

Varios organismos bonaerenses confluyeron en la planta del empresario en Cañuelas. "Había una mugre impresionante", contó uno de los inspectores. Intimaron a regularizar la situación sanitaria

Horas después de que el empresario de la carne Alberto Samid anunciara su alejamiento del espacio político liderado por Cristina Kirchner y un pretendido pase a las filas de Sergio Massa, un gigantesco operativo llevado a cabo por la Provincia de Buenos Aires en su histórico frigorífico de Cañuelas le recordó que ya no disfruta de los favores de la política como sí sucedió en los últimos doce años de gestión kirchnerista.

La avanzada sobre el frigorífico de Samid, que antes se llamaba Liwing y ahora operaba bajo la denominación “Sol y Agua”, arrancó puntual a las ocho e incluyó a inspectores de ARBA, el Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Agroindustria. Anoche se decidió que además se sumaran al operativo funcionarios de la cartera provincial de Trabajo y del organismo que se ocupa del Desarrollo Sustentable. “Adentro había una mugre impresionante”, dijo a Clarín una de las muchas personas que participó de la inspección.

 

Mientras se labraban una serie de actas de infracción, de acuerdo a cada área, los oficiales de la Provincia de Buenos Aires decidieron decomisar 380 medias reses vacunas halladas en el lugar, que a valores de mercado cuestan cerca de 2 millones de pesos. ¿El motivo? La faena no había sido certificada por ningún veterinario responsable, como indican las normas. Esta decisión generó una suerte de resistencia de los operarios que trabajan para Samid, que amenazaron cortar la ruta 205. Desde el máximo poder político se revisó la decisión y se decidió no llevar las medias reses, pero se intimó a regularizar la situación sanitaria.

 

No es la primera vez que Samid tiene problemas de este tipo. En los años noventa la AFIP lo denunció por liderar una asociación ilicita que se dedicaba a eludir el pago de impuestos por cifras millonarias, aunque luego de varios años la Justicia lo sobreseyó. Reapareció en 2005 operando en el mismo frigorífico de Cañuelas inspeccionado ahora. La ex ONCCA lo volvió a denunciar penalmente por operar con una matrícula obtenida con documentación fraguada.

 

Durante todos los años de gestión kirchnerista, en especial debido a su alta popularidad y su estrecha relación con el ex gobernador Daniel Scioli y el ex secretario Guillermo Moreno, Samid fue casi un “intocable” para los inspectores de la Nación y la Provincia: su planta de faena no recibió prácticamente inspecciones en todos estos años. Ahora esa suerte parece haberse terminado.

 

En las últimas horas, en declaraciones al diario La Nación, el autodenominado “Rey de la Carne” tomó distancia del kirchnerismo y anunció que simpatizaba con el movimiento liderado por Sergio Massa. “Cristina ya fue, se equivocó cuando se fue y no colaboró. Le hizo la roña de no entregarle el palito (por el bastón presidencial para Mauricio Macr), todo en contra. Tenés que saber perder. En todo, el que pierde mal pierde dos veces, tenés que ser colaborador porque el país es de todos”, había dicho Samid.

Fuente:

Publicidad