29 de abril de 2016 16:59 PM
Imprimir

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) celebra el Día Mundial Veterinario 2016

CompartiremailFacebookTwitterCon ocasión del Día Mundial Veterinario (30 de abril), la OIE rinde homenaje al papel esencial que desempeñan los veterinarios en la protección de la sanidad a nivel mundial. Este año, la celebración se centra en las oportunidades que se ofrecen a los veterinarios de seguir formándose para mejorar sus competencias en las materias relacionadas […]

Con ocasión del Día Mundial Veterinario (30 de abril), la OIE rinde homenaje al papel esencial que desempeñan los veterinarios en la protección de la sanidad a nivel mundial. Este año, la celebración se centra en las oportunidades que se ofrecen a los veterinarios de seguir formándose para mejorar sus competencias en las materias relacionadas con el concepto «Una sola salud». Para ello, alienta a colaborar con el sector de la salud humana dentro de la atención a asuntos como las enfermedades zoonóticas, la seguridad alimentaria o la resistencia a los agentes antimicrobianos.

A lo largo del día, en todo el mundo se arrojará luz sobre las actividades que llevan a cabo los veterinarios para mejorar la sanidad y el bienestar animal y, por tanto, la salud humana.

 

 

 

TEMA ESCOGIDO EN 2016

LA FORMACIÓN CONTINUA EN EL MARCO DEL CONCEPTO « UNA SOLA SALUD»

París, 30 de abril de 2016 – Además de su misión en el ámbito de la sanidad animal, los veterinarios tienen un papel mucho más importante, puesto que se hallan en el centro de la relación entre humanos y animales, esencial para el futuro de todos nosotros, tanto a nivel de la salud como del bienestar social y medioambiental.

Es cada vez más frecuente que aparezcan o reaparezcan episodios sanitarios inesperados. Se estima que cada año aparecen cinco nuevas enfermedades humanas infecciosas, tres de las cuales son zoonóticas. La reciente epidemia de Ébola, así como los numerosos fallecimientos de personas causadas anualmente por la rabia nos recuerdan sin cesar la estrecha relación existente entre la salud de las personas, la de los animales y la del medio ambiente, así como la necesidad de estrategias multisectoriales ilustradas a través del concepto “Una sola salud”.

Protegiendo la sanidad y el bienestar animal, los veterinarios contribuyen a preservar la salud humana

Todos los países precisan de la prestación de sus Servicios Veterinarios nacionales, tanto del sector público como del privado, no solo para controlar las enfermedades, sino también para afrontar problemas de seguridad alimentaria y para prevenir y controlar con eficacia los riesgos de catástrofe sanitaria de cualquier tipo. Por lo tanto, es indispensable que la profesión esté bien formada para ocuparse de los retos futuros en el ámbito de la salud pública.

 

Fuente:

Publicidad