31 de marzo de 2010 07:37 AM
Imprimir

Samid, aliado y defensor de Moreno beneficiado con subsidios de la ONCCA

Ese organismo lo había denunciado por haber fraguado documentación (EL POLEMICO EMPRESARIO DE LA CARNE RECIBIO $ 405.092)

La ONCCA aprobó este martes un subsidio de 405.092 pesos para un feed lot de nombre muy poético: se llama "El Sol y la Luna SA". Aunque el organismo dijo haber realizado ese pago luego de las verificaciones pertinentes, resulta llamativo el personaje oculto detrás de esa sociedad. Se trata del mediático Alberto Samid, el empresario de la carne que en los noventa fue procesado por una millonaria evasión impositiva y en 2005 fue denunciado penalmente por la propia ONCCA por la adulteración de documentos públicos.

Samid, quien se autodenomina "el rey de la carne", es desde hace un tiempo el principal defensor de la política ganadera aplicada por Guillermo Moreno, con quien mantiene reuniones frecuentes. "Todo lo que haga Moreno es bueno", declaró en diciembre. "El kilo de lomo debe valer 30 pesos", avaló hace pocos días. Desde sus carnicerías La Lonja, Samid cumple con el mayor anhelo del secretario de Comercio. Nadie sabe cómo hace, pero vende carne a los bajos precios dictados por Moreno.

De la mano de esa buena relación, se ha hecho evidente el reposicionamiento de Samid en un negocio que en 1996 lo calificaba como su "enemigo público número uno".

En aquel entonces, la AFIP lo denunció como integrante de una asociación ilícita que manejaba media docena de frigoríficos y evadió impuestos por 88 millones de pesos/dólares. Pero esa causa no prosperó, y con el correr de los años Samid fue exonerado. En su momento, el controvertido empresario mantuvo una estrecha relación política con el ex presidente Carlos Menem.

Su hermano, Julio Samid, llegó a ser diputado y será siempre recordado por el mayor escándalo vivido en el Congreso: el 26 de marzo de 1992, uno de sus asesores se sentó en una banca y permitió la privatización de Gas del Estado. Era el "diputrucho".

En 2005, el ex titular de la ONCCA, Marcelo Rossi, motorizó otra denuncia penal contra el empresario, esta vez porque habría fraguado documentación sobre un frigorífico que hoy todavía administra en Cañuelas. Esa causa cayó en manos del ex juez Juan José Galeano, luego destituido por la causa AMIA. Tampoco hubo avances.

Pese a esos antecedentes, en los últimos tiempos Samid volvió a codearse con el poder. Y su grupo económico ha registrado un llamativo crecimiento. Su cadena de carnicerías ya cuenta con unos 80 locales diseminados en el conurbano y, desde 2008, también en la Capital Federal. Su buque insignia es el puesto que abrió en el Mercado Central, donde vende el asado a 10 pesos por kilo, como dispuso Moreno. Su desembarco allí se produjo luego de que el funcionario interviniera de facto ese ente concentrador, a fines de 2006.

"El Sol y la Luna", la sociedad que ahora recibió 405.092 pesos de la ONCCA, opera un feed lot en Quemú Quemú, La Pampa, que recién fue habilitado por SENASA y la ONCCA en junio de 2009. Justamente, los pagos corresponden al engorde de vacunos realizado entre junio y diciembre de ese año. Y llamativamente son crecientes en momentos en que casi todos los feed lots se vaciaban.

La firma de nombre poético fue creada en 1977, pero recién fue reactivada por Samid -que figura como presidente- en mayo de 2008. En julio de 2009, además, el "Turco" reanimó otra vieja empresa de 1995. Se trata de "Plomer SA". La utilizó para reactivar un frigorífico en Gral. Las Heras, Buenos Aires. Hace pocos días que esa planta registra movimientos. Pese a contar solo con una habilitación sanitaria "provisoria", el 12 de diciembre obtuvo matrícula ONCCA en un trámite inusual por su velocidad. Demandó sólo tres días.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *