23 de mayo de 2016 13:09 PM
Imprimir

Al final Biolcati tenía razón: Argentina importará trigo

Tal como había presagiado en 2009 el entonces presidente de la SRA, el país importará cereal de Uruguay aunque por otras razones.
“En 2010 el país importará carne y trigo”, dijo Hugo Biolcati cuando en la cresta de la ola de popularidad la dirigencia ruralista se inauguraba la ganadera de Palermo en 2009. Hay que felicitarlo, no solamente por el vaticinio cumplido con el cereal sino también por la carne vacuna.
 
Lo que falló en el pronóstico de Biolcati fueron las causas de esa importación. Que no se debió a la caída de la producción durante la era del gobierno anterior, sino por la estampida de precios en la gestión de Mauricio Macri que la misma SRA ayudó a instalar en el gobierno y cuyas políticas defiende a rajatabla la actual conducción de la entidad.
 
Lo cierto es que cuando el kilo de asado, trepó a 150 pesos para fines de 2015, el flamante presidente de la nación amenazó con importar carne si no se bajaban los precios. Lo ratificaron su ministro Ricardo Buryaile y otros funcionarios escandalizados por los precios en el mostrador como Alfonso Prat Gay.
 
Ahora es el turno del trigo. En una semana donde el cereal alcanzó un precio pico de 189 dólares la tonelada disponible o 2.670 pesos según el cierre de la Bolsa de Cereales, la molinería puso el grito en el cielo y advirtió comenzaría a abastecerse desde Uruguay. La prueba piloto la realizará con 300 toneladas, que resulta un pequeñísimo muestreo sobre las 500 mil toneladas que requiere la industria mensualmente.
 
El argumento para iniciar la importación de trigo pasa por la escasa calidad del cereal argentino de la última campaña. Según el presidente de la Federación de Industria Molinera (Faim), Diego Cifarelli, serían necesarias unas 200 mil toneladas más de alta calidad para cubrir las necesidades internas.
 
Desde la producción la lectura que hacen sobre la importación es que la molinería no quiere pagar un precio mejor dado que se mal acostumbró durante el gobierno anterior a precios “irrisorios” por el cereal. “La taba se dio vuelta, ahora van a tener que competir con la exportación”, aseguran desde el agro mientras embolsan el cereal a la espera de mejores precios.
Fuente:

Publicidad