3 de abril de 2010 08:59 AM
Imprimir

Mutan un solo gen y obtienen más frutas en plantas de tomate

El estudio fue publicado en "Nature Genetics". Se harán pruebas en soja y en maíz.

Una mutación de un solo gen puede convertir plantas de tomates híbridos en súper productoras capaces de generar más fruta y más dulce sin ingeniería genética. Lo afirmaron científicos, tras un estudio divulgado a inicios de esta semana. "La prueba mostró que usar técnicas clásicas de mejora puede impulsar el rendimiento de modo tan dramático como la utilización de organismos modificados genéticamente", dijo Zachary Lippman, del Cold Spring Harbor Laboratory, en Nueva York.

Según la publicación de Nature Genetics, la mutación en una copia del gen aumentó el rendimiento de los tomates en hasta un 60% e incrementó el contenido de azúcar. "Cuando este gen trabaja sólo a la mitad de la velocidad se da un reajuste del crecimiento que ocurre en toda la planta y que aumenta el rendimiento", dijo Lippman. El estudio mostró que el poder impulsor del rendimiento del gen -llamado "Racimo de una sola flor", controla el momento en el que las plantas florecen- funcionó en distintas variedades de tomates y en distintos ambientes. "Sin importar el tipo de suelo o de fertilización siempre se obtiene un efecto", añadió.

El investigador explicó que cuando funcionan ambas copias del gen el resultado es una planta normal. "Pero cuando funciona sólo una copia se ve la heterosis. Esta es la magia del descubrimiento", dijo. La heterosis es el mecanismo genético que hace que las plantas resultantes de cruzas sean más vigorosas que las originales. Lippman adelantó que el próximo paso será ver su efecto en el maíz, en la soja y en otros cultivos.

Se investigaron mutaciones genéticas en más de 5.000 variedades híbridas de tomate. Este fue uno de los primeros cultivos en ser modificados genéticamente. La variedad "Roundup Ready" de Monsanto, que resiste los efectos del herbicida Roundup, fue comercializada por primera vez en 1996.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *