4 de abril de 2010 00:42 AM
Imprimir

Por la soja, China complica a Latinoamérica

Las decisiones adoptadas en las últimas horas por el gobierno y los importadores del gigante asiático pueden complicar seriamente a las economías de los países latinoamericanos

Los compradores de soja de China han manifestado su intención de esperar, o especular, antes de firmar nuevos contratos, dado que esperan una caída de los precios durante las próximas semanas como consecuencia de cosechas récords en el continente, según lo dicho hoy por el Centro Nacional de Información de Granos y Aceites de China. La decisión podría generar que los contratos se firmen a valores menores a los previstos por los productores y dejarían de percibir varios millones de dólares. La soja sudamericana para embarque en julio se vendió a 420 dólares/tonelada.Pero otra decisión, esta vez adoptada por el gobierno, podría causarle un duro golpe a la economía argentina. China anunció su intención de suspender sus compras de aceite de soja a la Argentina, lo que afectaría negocios por U$S 2.000 millones anuales, lo que traducido en impuestos implicaría que el fisco deje de recaudar U$S 623 millones.Los productores y el gobierno argentinos están en alerta.Las compañías cerealeras advirtieron que China podría empezar a aplicar a partir de ayer una normativa vigente desde 2003 que establece que el aceite de soja crudo que ingrese a ese país podrá tener hasta 100 partes por millón (ppm) de residuos de solvente hexano, lo que dejaría fuera al producto elaborado en la Argentina. En 2005 ambos países firmaron un acuerdo en el que China se comprometió a que esta norma no afectaría el flujo de exportaciones de aceite de soja desde Argentina. Sin embargo, detrás de la aplicación de esta medida estaría la decisión de Pekín de comenzar a procesar el grano de soja en su país para que el valor agregado sea sumado a su economía.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *