5 de abril de 2010 07:26 AM
Imprimir

Uruguay  –   Carne, lácteos y Ganado en pie ven con optimismo acuerdo con Brasil

Cautela. Operadores esperan que se liberen las licencias de exportación

Los exportadores de carne, lácteos y ganado en pie son la otra cara de la moneda en los acuerdos de Brasil y Uruguay para destrabar el comercio de bienes agropecuarios y, lejos de la postura del sector avícola, ven con optimismo esta solución. Si bien el acuerdo alcanzado entre el presidente José Mujica y su par brasileño Inácio Lula Da Silva, por el cual se le concede a Brasil la apertura parcial del mercado uruguayo a la carne de pollo a cambio de que elimine las trabas que enlentecían el comercio de lácteos, carne, ganado en pie y pescado fresco, recibió un firme rechazo desde la cadena avícola, los demás sectores involucrados lo observan con beneplácito. Sin embargo, en todos los casos se demuestra una posición cautelosa en cuanto a la verdadera vocación de apertura de las autoridades brasileñas, y todos aguardan con expectativa la concreción real del acuerdo alcanzado en Brasilia. De los US$ 1.200 millones anuales que Uruguay exporta a Brasil, cerca de US$ 700 millones son bienes de origen agropecuario, y en su gran mayoría los productos que se vieron favorecidos por este acuerdo. Lácteos. Desde el sector lácteo, el vicepresidente de Conaprole, Álvaro Lapido, dijo que sólo se puede mirar con optimismo este acuerdo que, por lo menos en lo informado hasta ahora, destrabaría la liberación de las licencias de importación para el ingreso de lácteos uruguayos a Brasil, las que "desde hace tiempo se entregan en cuenta gotas". Lapido dijo a El País que en su reciente visita a Bello Horizonte para participar del congreso de la Federación Panamericana de Lechería (Fepale), varios compradores interesados en leche en polvo lo contactaron para concretar negocios. La respuesta fue siempre la misma: nosotros queremos vender, pero el gobierno no libera los permisos de importación. Esta situación, precisó Lapido, está haciendo que en Minas Gerais se esté pagando la leche en polvo a US$ 4.500 la toneladas, muy por encima del precio medio internacional de US$ 3.500. Por otra parte, Lapido dijo que se hizo evidente durante el congreso las intenciones proteccionistas de los delegados brasileños hacia su sector. Carne. La otra rama beneficiada por el acuerdo fue la de la carne. Marcelo Secco, director operativo de Tacuarembó Marfrig/Group, y delegado de la Asociación de la Industria Frigorífica del Uruguay (Adifu) ante el Instituto Nacional de Carnes (INAC) dijo que las últimas licencias de importación para carne aprobadas por Brasil fueron en diciembre pasado. Esto determinó que las plantas que exportan a Brasil tuvieran que congelar el producto que en principio se iba a vender enfriado y redirigir las exportaciones, que inicialmente estaban destinadas a Brasil, a mercados como Portugal y Europa. Secco dijo que se está aguardando a que transcurra esta semana, complicada por los feriados, para ver si esto realmente se soluciona. La liberación de las licencias de importación de Brasil fue "la penuria más grande que tuvo Uruguay en este verano", dijo el industrial. "Esta es una solución que se estaba esperando y, si bien resta ver qué tan efectiva puede resultar, normalizaría todo el comercio de productos de origen animal con Brasil", afirmó Secco. Ganado. El comercio de ganado en pie hacia Brasil es otro de los rubros de exportación que estaba siendo afectado por las políticas del gobierno de Lula Da Silva. Pablo Valdéz, del escritorio Valdéz y Cía., uno de los principales operadores en este sector del comercio, dijo que en poco tiempo la demora de los trámites para la exportación en pie pasó de tres días a 60 días. Sin embargo, dijo que a fuerza de "ser porfiados" se logró mejorar sustantivamente esta traba burocrática antes de los acuerdos alcanzados por Mujica, aunque en este momento los negocios están paralizados porque la relación de precios no es favorable. Aguerre le presenta medidas a las avícolas Mañana el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, recibirá a los principales representantes del sector avícola a los efectos de explicarles los alcances de los acuerdos logrados en Brasil y presentar un paquete de medidas para potenciar al rubro hacia la exportación. En varias apariciones públicas en los últimos días, Aguerre deslizó algunas de las líneas por las que transitarán las propuestas diseñadas por el poder Ejecutivo. Mejorar la devolución de impuestos indirectos a la exportación, el monitoreo permanente de la condición sanitaria del sector y un eficiente sistema de trazabilidad son los principales puntos manejados por Aguerre en declaraciones en las que evitó profundizar sobre el tema. Sin embargo, estas líneas de acción ya fueron analizadas y aprobadas por el Gabinete Productivo en un trabajo que comenzó en 2008 y que culminó a fines de 2009 con la publicación de un conjunto de medidas para el desarrollo de las principales cadenas de valor, entre ellas la avícola. En este sector, la Asociación Nacional de Avicultores, con Jorge Ezquerra como presidente, aparece como la cara más visible de una resistencia que puede derivar en un plan de movilizaciones, para lo que se está buscando el acuerdo con diferentes sindicatos, como es el caso de la Federación de Obreros de la Industria de la Carne y Afines (Foica). El presidente de la gremial, Jorge Ezquerra, ya anunció que concurrirá a la reunión con Aguerre sólo a escuchar, ya que entiende que los avicultores no fueron consultados previamente y sólo fueron citados cuando todo estaba "cocinado".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *