6 de abril de 2010 14:38 PM
Imprimir

El INV ya certifica que el vino esté exento de antibióticos

El Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) ya está en condiciones de certificar vinos exentos de natamicina, un componente prohibido en varios países, informó el presidente del organismo, Guillermo García.

Alemania prohibió la venta de más de 40 vinos provenientes de Argentina a fines del año pasado, a raíz de la presencia de este antibiótico y la medida causó revuelo entre elaboradores de nuestro país. La sustancia suele ser utilizada en alimentos como en la cáscara de los quesos pero no es admitida en el caso de los vinos en varias naciones productoras (una excepción es Sudáfrica).

Ayer, García informó al Gobierno de Mendoza sobre la habilitación del cromatógrafo con tecnología de punta. Luego comunicó a la prensa la novedad. “Ya estamos en condiciones de emitir los certificados que nos están exigiendo desde distintas partes del mundo”, expresó el funcionario, quien agregó que el equipo adquirido es de gran sensibilidad, de una parte por millón.

“Estamos cumpliendo”
El INV no podía detectar, en muchos casos, la existencia de neomicina en los productos que analizaba en Mendoza y otras provincias porque no poseía el equipamiento adecuado para ese fin. García recordó que Alemania había puesto como fecha tentativa abril de este año para que la Argentina pudiera efectuar con precisión el análisis en relación con la natamicina. “Y estamos cumpliendo; nos encontramos en el proceso de validación de la técnica para entregar los primeros certificados”, dijo. El cromatógrafo costó 460.000 dólares y fue adquirido a una firma alemana. Existe una partida adicional de 3 millones de dólares explicó para la compra de otros equipos similares para el control de pesticidas y de determinación de varietales.

“Vamos a incorporar esta última como una rutina de control en forma bastante inmediata, por lo menos para los vinos tintos”, subrayó García, para quien el contralor de los productos “es la prioridad” del INV en estos momentos.

“La vendimia 2010 tendrá una cifra final de recolección similar a la del año pasado pero la sanidad de las uvas, en general, es muy buena”, concluyó García.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *