14 de junio de 2016 12:53 PM
Imprimir

La “cosecha” de agrodólares se encamina a cerrar el semestre con un aumento superior al 25%

Hasta el 10 de junio, las empresas liquidaron 11.800 millones de dólares. Aunque los ingresos de divisas se redujeron en las últimas tres semanas, la tendencia en el año muestra una fuerte alza. Otra presión a la baja del tipo de cambio

La liquidación de agrodólares por parte de grandes exportadoras de cereales y aceites se encamina a cerrar el primer semestre con un incremento superior al 25 por ciento interanual.

El sector agroalimentario liquidó la semana pasada la suma de 525,8 millones de dólares por sus ventas de granos al exterior, lo que mostró una baja del 7,9 por ciento respecto de la semana anterior.

Así lo precisaron en su informe semanal difundido este lunes la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

En la comparación interanual, la liquidación de la semana pasada retrocedió un 33,5 por ciento en referencia a iguales cinco días del año pasado.

Lejos de impulsar el tipo de cambio, el Banco Central deberá ingeniárselas en las próximas semanas para impedir que siga derrumbándose.

Sucede que uno de los principales factores que impulsaron a la baja la cotización no sólo seguirá presente sino que tendrá aún más fuerza: las emisiones de deuda de las provincias y, en menor medida, de las empresas.

El escenario más probable es que en lo que queda de junio entren como mínimo u$s2.000 millones por este motivo, que se suman a la habitual liquidación de divisas por la cosecha de soja.

Los ingresos de dólares al país por el agro acumularon su tercera baja semanal consecutiva, aunque desde que arrancó el año muestra un fuerte alza que permanecería así hasta fin de año.

Hasta el 6 de junio de 2015, las empresas habían liquidado unos 8.565,3 millones de dólares, monto que es un 27,51 por ciento inferior a los 11.816,7 logrados este año hasta el 10 de junio, según el informe semanal.

El sector agroexportador había frenado fuertemente sus exportaciones el año pasado, principalmente en el segundo semestre, a la espera de una devaluación y de la quita de derechos de exportación.

El Gobierno de Mauricio Macri eliminó las retenciones a los productos agrícolas y contrajo cinco puntos al 30% los derechos de exportación a la soja, lo que motivó que quienes acopiaban granos en silobolsas salieran a vender.

Con esa medida, más una devaluación que llegó al 55 por ciento y luego se estabilizó en el 40%, el sector agroindustrial y exportador de granos y derivados recuperó terreno perdido en la confianza y decidió comercializar, en un escenario de mejores precios en los últimos dos meses y medio.

Además, los precios de la soja completaron el viernes último la novena semana alcista consecutiva en la Bolsa de Chicago, favorecidos por la especulación con la llegada de tiempo seco y caluroso a las zonas agrícolas de los Estados Unidos, y alcanzaron así los 433 dólares por tonelada.

El final de cosecha de soja en la Argentina llegó un mes más tarde que el año pasado por cuestiones climáticas y si bien quedan algunos lotes aislados por cosechar, desde la Bolsa de Comercio de Rosario ya precisaron una producción de soja de 21,3 millones de toneladas.

Según un informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de esa Bolsa Comercio la producción de soja que finalizó este mes será de 2,7 millones de toneladas menos respecto de los 24 millones de toneladas de la campaña pasada.

Fuente:

Publicidad