8 de abril de 2010 07:38 AM
Imprimir

El rendimiento de las explotaciones agrarias en EE.UU

Las explotaciones agrarias de pequeño tamaño son definidas como aquellas que generan unos ingresos inferiores a 250.000 dólares

Las explotaciones agrarias de pequeño tamaño son definidas como aquellas que generan unos ingresos inferiores a 250.000 dólares, agrupando desde explotaciones gestionadas por personas retiradas del mundo laboral o explotaciones con una baja producción a las explotaciones con fines comerciales que poseen personal contratado a tiempo completo.

 En el extremo más bajo del espectro de las explotaciones de pequeño tamaño, los hogares dependen en su mayoría de los ingresos que provienen de fuera de la explotación o de las jubilaciones.
 En el extremo superior del espectro, los hogares dedicados a la agricultura ganan más debido a la explotación.  Las explotaciones de pequeño tamaño representan el 91% del total y generan el 23% de la producción agraria total del país.

 La producción agraria de las explotaciones estadounidenses continúa moviéndose hacia grandes operaciones mientras que el número de explotaciones comerciales de pequeño tamaño y su cuota de ventas continúan disminuyendo.

 Las explotaciones de gran tamaño tienen ventaja competitiva sobre las de pequeño tamaño en la mayoría de los productos básicos, lo que refleja las economías de gran escala que se está imponiendo en la agricultura.

 No obstante, alrededor de 800.000 de los 2,2 millones de explotaciones estadounidenses en 2007 fueron explotaciones de comercio a pequeña escala.
 Su producción total fue de 65 mil millones de dólares en 2007, siendo mayor que la producción agraria de todas las explotaciones del Corn Belt States* (Área del medio Oeste de los Estados unidos, formado por la zona oeste de Indiana, Illinois, Iowa, Missouri, este de Nebraska y Este de Kansas).

 Pequeñas explotaciones comerciales trabajan con productos diferentes a los de las grandes explotaciones.
 Las explotaciones pequeñas se centran en la producción de alimentos básicos que no requieren necesariamente de cuidados y atención a tiempo completo, tales como aves de corral, vacuno, heno, cereales y soja.
 Los cultivos con un alto valor en el mercado como hortalizas verduras, frutas, frutos secos, productos de vivero o invernadero y los productos lácteos, juegan un papel menor en la producción de las explotaciones de pequeño tamaño, pero sin embargo ocupan el 44% de la producción de las explotaciones de gran tamaño.
 El rendimiento financiero de las pequeñas explotaciones es inferior al rendimiento de las de gran tamaño, lo que sugiere que la producción continuará moviéndose hacia el comercio de gran escala.  El rendimiento financiero entre las explotaciones de pequeño tamaño también varia, sin embargo, la mayoría obtienen beneficios.
 Otras explotaciones de pequeño tamaño, particularmente las de un tamaño muy pequeño, seguirán en el negocio, a pesar de las perdidas debido a que éstas poseen otro tipo de ingresos y mantienen sus explotaciones operativas por motivos distintos a la obtención de beneficios.

 Los hogares que dependen de las pequeñas explotaciones dependen de los ingresos que no provienen de estas, por lo que la economía no agraria es muy importante para ellos.
 Debido a este tipo de ingresos, el promedio de ingresos por familia de los hogares con pequeñas explotaciones es comparable con la renta media de los hogares estadounidenses.
 Los hogares que poseen explotaciones, independientemente del tamaño de las mismas, suelen tener un alto valor neto, representando la propia explotación la mayoría de ese valor neto.
 El 97% de los hogares del medio rural en 2007 tenían un patrimonio neto igual o superior a la media de los hogares estadounidenses.

 El número de explotaciones de gran tamaño se incrementó rápidamente entre los años 1982 y 2007, de acuerdo con el censo agrario, mientras que el número de explotaciones comerciales de pequeño tamaño fue en descenso.
 La cuota de mercado para las grandes explotaciones también aumentó, del 27% al 59%.  En 2007 el Census informó del aumento en el número de explotaciones no comerciales, representando estas en la actualidad más de la mitad de todas las explotaciones.
 Este incremento en las explotaciones no comerciales, sin embargo, coincide con un mayor esfuerzo por parte del USDA de incorporar en el Census a todas las pequeñas explotaciones.

 Debido a los beneficios medios de las explotaciones de gran tamaño y porque la media de edad 65 años de las personas que gestionan explotaciones de pequeño tamaño, la competitividad forzará a la reducción en el numero de granjas de pequeño tamaño y al traslado de su producción hacia explotaciones de gran tamaño.
 El número de explotaciones no comerciales probablemente no descenderá debido a que este tipo de explotaciones existen independientemente de la economía agraria, por lo que se ven menos afectadas por las ventajas competitivas de las explotaciones de gran tamaño.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *