8 de abril de 2010 10:24 AM
Imprimir

La gripe aviar continúa siendo un gran peligro

Un grupo internacional de expertos ha advertido que aunque se conoce hoy en día mejor que nunca el papel de las aves silvestres en la propagación del virus altamente patógeno H5N1 de la gripe aviar, existen numerosas lagunas de información que permanecen por resolver, en un momento en que el interés de la opinión pública y los gobiernos deriva hacia otras cuestiones.

"La disminución de la atención internacional hacia el virus altamente patógeno de la gripe aviar H5N1 significa menos oportunidades para la vigilancia e investigación, afectando negativamente la creación de capacidad y la coordinación entre las autoridades medioambientales y agrícolas, así como a los esfuerzos para una mayor comprensión de la epidemiología y ecología del virus", aseguró el Grupo de Trabajo sobre la Gripe Aviar y las Aves silvestres en un comunicado emitido al término de una reunión celebrada en la sede central de la FAO en Roma.

Establecido en 2005 y dirigido de forma conjunta por la FAO y la Convención sobre Especies Migratorias (CMS, por sus siglas en inglés) del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), el grupo de trabajo es una asociación de colaboración en la que participan 15 organismos internacionales, incluyendo diversas agencias de la ONU, otras organizaciones intergubernamentales y organizaciones no gubernamentales especializadas.

"Desafortunadamente, el H5N1 puede haber desaparecido de la pantalla del radar para algunos, pero continúa siendo un grave problema, especialmente para Egipto y en algunas regiones de Asia, en donde está teniendo un enorme impacto en la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia de los campesinos y las comunidades locales", aseguró Juan Lubroth, jefe veterinario de la FAO. El virus H5N1 no se limita tan sólo a Asia, explicó, sino que también se han producido casos en Europa, Asia central y algunas zonas de Africa.

En los últimos seis meses se han producido brotes del virus en aves de corral en Bangladesh, Camboya, Rumania, Israel, Myanmar, Nepal, Egipto, Indonesia, India y Vietnam y en aves silvestres en China, Mongolia y la Federación Rusa. Precisamente esta semana Bhután ha informado de brotes por vez primera y el virus fue detectado tras una ausencia de tres años en Rumania en aves de corral.

La escasa bioseguridad y el comercio de aves de corral infectadas son las principales causas de la propagación de la enfermedad. Las aves silvestres tienen un papel mucho menos relevante en la ecología del virus H5N1, pero la comprensión de su papel en la enfermedad y la gestión de los riesgos asociados plantean problemas específicos.

La enfermedad ha tenido importantes y variadas implicaciones en la conservación de las especies silvestres, entre las que se incluyen la muerte de miles de aves a causa del virus y las respuestas inapropiadas, como el sacrificio de aves silvestres sanas y la destrucción de sus hábitats.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *