9 de abril de 2010 06:47 AM
Imprimir

Uruguay  –   Entregan al ministro propuestas para mejorar la competitividad lechera

Una serie de propuestas para mejorar la competitividad del sector lechero fue entregada por la Cámara Uruguaya de Productores de Leche al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, ingeniero agrónomo Tabaré Aguerre, al tiempo que la gremial alertó sobre los puntos flojos que impiden el crecimiento.

El presidente de la institución, Horacio Leániz, sostuvo que “la gremial realizó un trabajo analítico sobre las condiciones de competitividad de la producción de leche, destacando diez puntos con fortalezas y debilidades del sector”.
Desde el Instituto Nacional de la Leche (Inale) se había solicitado oportunamente a las gremiales lecheras que acercaran sus ideas para fortalecer al sector. Si bien había pedido una audiencia a las jerarquías del Inale, al no conseguirla, la gremial entregó su análisis directamente al ministro Aguerre, quien ya lo tiene en sus manos.
A través del Inale, el gobierno diseña el Plan Estratégico para la Lechería Uruguaya, donde se analizan las acciones para fortalecer al sector de cara a los próximos 5 o 6 años.
Las vacas lecheras siguen perdiendo terreno frente a los granos. Pero también la crisis económica que padeció el sector en el año 2009 motivó que los tambos se achicaran, pero el país precisará producir más leche para poder hacerle frente a la instalación de las nuevas plantas lecheras (Bom Gosto y Schreiber Foods).
Fortalezas
Entre las fortalezas del sector, Leániz destacó la demanda agregada por leche que tendrá la industria local, a partir de las nuevas inversiones, las que abren la posibilidad de que “el mayor volumen producido sea absorbido sin problema y a buenos precios”. Otro punto fuerte que alienta la esperanza de los tamberos, son los precios firmes generados en el reciente remate de la neocelandesa Fonterra.
“Esos valores están demostrando que, por lo menos en el corto plazo, el mundo precisa leche. Por otro lado, existen elementos para pensar que se están superando los meses absolutamente críticos que se daban en el otoño de 2009 (la lechería estaba en crisis)”, agregó a El País el presidente de la gremial lechera.
Debilidades
Entre las debilidades plasmadas en el trabajo, la Cámara Uruguaya de Productores de Leche planteó la política laboral y aspectos sanitarios, como la lucha contra la brucelosis bovina.
“La política laboral está afectando y puede llegar a afectar seriamente el crecimiento de los tambos, por la escasa posibilidad de remunerar horas extras”, alertó Leániz.
Otra de las debilidades marcadas en el documento que pueden empañar el crecimiento del sector es “todo lo que tiene que ver con la ley de tercerizaciones”, el que fue considerado por el dirigente como “un riesgo enorme”.
Según su visión, el tambero, al contratar servicios para ejecutar tareas agrícolas, “está incorporando un riesgo, siendo responsable subsidiario de cualquier riesgo como una evasión fiscal de la empresa contratada o accidentes de trabajo de los operarios”. Algunos aspectos vinculados con la tributación y las limitantes que hoy tiene el sector lechero para acceder a la tierra, por la fuerte competencia de otros rubros más atractivos como la agricultura, también están marcados como debilidades en el trabajo entregado a Aguerre. “Si no se produce más leche, las nuevas inversiones generarán canibalismo entre las industrias y eso no es deseable”, alertó Leániz.
La lechería deberá retener un volumen no inferior a los 80.000 vientres en los próximos dos años, para poder incrementar la producción en tambos y abastecer la demanda

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *