9 de abril de 2010 11:37 AM
Imprimir

Aseguran que la carne aumentará por los problemas de demanda

Productores ganaderos consideran que el "fracaso" de la política ganadera hace que "la oferta no llegue a cubrir la demanda", hecho que repercute en la situación laboral del sector cárnico con el recorte en las plantillas de los frigoríficos.

Según el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), Rubén Ferrero, "ha fracasado la política ganadera del gobierno nacional" porque "se sigue viendo a la carne como un bien social" cuando, a su juicio, solo debería considerarse en este sentido a algunos cortes.

Ferrero advirtió que "a pesar de incrementarse muchísimo la actividad en los feed lots, nos encontramos con una faltante de carne que se reflejó en el aumento de los precios, porque la oferta no llega a cubrir la demanda que tiene hoy la Argentina".

"Además -dijo el titular de Carsfe- hay menos stock y la sequía y las políticas nacionales atentan contra el sector. Estimamos que la caída de la oferta se redujo en un 20 por ciento y faltará carne el año próximo", explicó.

La próxima semana la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne, que conduce Alberto Fantini, realizaría una marcha hasta el Ministerio de Trabajo para protestar por la falta de respuesta del gobierno nacional frente a la crisis laboral que presenta el sector frigorífico.

Amenaza

Luego de sucesivas contactos con funcionarios nacionales, el sindicato de la Carne -que amenaza con paralizar las plantas frigoríficas- reclama un mínimo de 200 horas mensuales de actividad para cada trabajador.

"De no tener antes del fin de semana una respuesta favorable con respecto a los problemas de la actividad, habrá una movilización el próximo miércoles al Ministerio de Trabajo", dijo Fantini.

Frente a las suspensiones y caí-da de empleo por la falta de actividad de los frigoríficos exportadores de carne, el gremio de la Carne reclamó "una decisión concreta por parte de Trabajo y de los empresarios para resolver los problemas del sector".

Para enfrentar la problemática que exhibe el sector, el gobierno nacional dispuso elevar el peso mínimo de faena de 260 a 280 kilos, y que llegará gradualmente a un nivel de 320 kilos a febrero de 2011.

Esta medida -que incluyó además la suspensión desde abril del régimen de compensaciones para feed lots- es resistida por la dirigencia ruralista por entender que de esta manera se "restringe la oferta" de hacienda e impactará sobre el precio final de la carne.

En las últimas horas, el propio ministro de Economía, Amado Boudou, reiteró que el tema de la carne afecta en "un noventa por ciento" sobre el precio de la canasta básica, tanto en los índices relevados por el Indec como por las provincias.

Boudou consideró que "a partir de marzo" se frenó el incremento que exhibió la carne durante el período estival y expresó que se debe ampliar "la matriz" alimentaria que presenta la canasta básica, en alusión al interés oficial para que aumente el consumo de carnes porcinas, blancas y de pescado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *