9 de abril de 2010 11:46 AM
Imprimir

Donde la calidad de la fruta se premia

Pese a que la devaluación del dólar y  las heladas, han impactado de lleno a los exportadores frutícolas, el ánimo entre los empresarios del Valle del Aconcagua no decae

Siguiendo una ruta optimista respecto de lo que ha sido el rubro vitícola en los últimos años cuya contracción del mercado chileno ha sido sentida, Fundo El Retorno, perteneciente a Sembrador Capital de Riesgo S.A. y ligada al grupo Subsole, sigue firme con su plan de negocios orientado a potenciar envíos de fruta de alta calidad y precio. Nuevas variedades de productos patentados, cambios en los sistemas de conducción y uso de portainjertos han sido las tecnologías donde este predio ha querido reenfocar sus esfuerzos buscando mejorar productividad, parámetros de calidad y condición de la fruta. Su estrecho vínculo con el INIA durante estos últimos años se ha fortalecido a través de la participación de este predio en el proyecto uva de mesa que financia Innova Chile Corfo a seis años y que lidera el doctor Gabriel Sellés, investigador del INIA, experto en fisiología del riego.  El uso de portainjertos es una de las líneas prioritarias de este estudio y tras tres años de proyecto se ha visto que algunos portainjertos presentan mejor afinidad con ciertas variedades, demostrando ser una excelente herramienta para superar problemas de suelo y agua de riego. Desde el fundo El Retorno, en la provincia de Los Andes, el administrador general, Julio Domínguez hace un balance de lo que ha sido esta temporada aún en desarrollo, los cambios tecnológicos que han incorporado, las vías para mejorar la rentabilidad del negocio y la estrecha relación que hoy mantienen con el INIA a través del proyecto de uva de mesa denominado “Aumento de la productividad y competitividad de la uva de mesa de la Región de Valparaíso de Chile a través del uso de portainjertos tolerantes a suelos con limitaciones físicas y técnicas de manejo agronómico que mejore las condiciones de aireación en la zona de raíces”. El Retorno es un campo ubicado en una de las regiones vitícolas  por excelencia como es el Valle del Aconcagua, en la comuna de Santa María. El sector donde se ubica el predio goza de un clima y una condición de suelos excepcional para producir uva de mesa, donde la baja humedad relativa y la baja presión de enfermedades fungosas son el principal aliado tanto para producir fruta para programas especiales  como para  programas de guarda.Con 150 mil  cajas exportadas en la última temporada sumando todas las variedades, entregamos esta entrevista realizada a Julio Domínguez, administrador de uno de los huertos de uva de mesa, con más larga trayectoria en este negocio y que ha debido reinventarse más de una vez para competir. -¿Cuál es el escenario que la ha tocado vivir al rubro uva de mesa durante los últimos años?. Es una industria que viene pasando por un período muy complicado en las últimas cuatro o cinco temporadas y que se ha acrecentado debido a condiciones de tipo de cambio. Esto se ha hecho crítico en algunas variedades especialmente Thompson Seedless, una de las variedades con mayor costo de producción.  Esto nos ha llevado a reenfocar el negocio.Este fundo pertenece a un fondo de inversiones y su énfasis es hacer una reingeniería en el negocio aplicando tecnología, es decir, buscar otras formas de conducción para mejorar productividad de la mano de obra y por esa vía bajar costos, buscando variedades nuevas que le permitan conquistar nuevos mercados. La idea es salirse del commodity de la oferta. De esta forma queremos ingresar a nichos de mercados donde se reconozca la calidad del producto para de esa manera mejorar la rentabilidad del negocio. -Puntualmente en esta temporada se dio un fenómeno de atraso en la fruta muy marcado en el valle que además se sumó a un efecto de helada a fines de septiembre, que produjo un daño importante en la fruta ¿Cómo vivieron ustedes este efecto climático?.Evidentemente hay un fuerte efecto de la helada en la producción de fruta del valle principalmente en Thompson Seedless, Superior Seedless y Flame Seedless. La helada potenció el atraso y produjo un gran daño en la parte baja del valle, cuyo efecto todavía no hemos dimensionado. Este fundo se ubica aproximadamente a 790 metros sobre el nivel del mar por lo que es una zona relativamente protegida del riesgo de helada. Afortunadamente tuvimos un buen año en términos de producción, prácticamente en todas las variedades. En el caso puntual de la Flame Seedless, que es una variedad muy sensible al daño de partidura, no sufrimos este problema. Eso sí, este año la presión de la industria de la pasa compitió fuertemente  por la  mano de obra. Muchos productores, por problemas de productividad, no trabajaron sus parrones para exportación y orientaron sus producciones para agroindustria.A la fecha  en Thompson Seedless estamos caídos a nivel país en alrededor de 12 millones de cajas, lo que es un importante  porcentaje de la oferta esperada de esta variedad.  Hay que esperar que decante la temporada y evaluar cuánto de esos 12 millones de caja fue por este efecto o bien por arranque de plantaciones. -¿Hacia dónde están dirigiendo sus esfuerzos en materia de innovación?. Nuestra idea es salir del commodity de la oferta vía calidad y nuevas variedades. Para eso hace unos años Subsole introdujo al país la variedad Ralli Seedless, de la que hoy deben haber en Chile cerca de 200 hectáreas plantadas. Este campo posee 15 hectáreas de esta nueva variedad, lo que representa del orden del 8% de la superficie plantada..Tuvimos las primeras producciones comerciales este año (segunda hoja) y nos dejó bastante satisfechos. El próximo año tendremos una producción del orden de 2 mil 500 cajas por hectárea sobre un potencial cercano a las 3 mil cajas en régimen.Dentro del sistema de conducción sudafricano hemos plantado Ralli Seedless y Midnight Beauty, ambas  variedades patentadas. -Además de la introducción de nuevas variedades, ustedes poseen plantaciones nuevas, usando la tecnología de portainjerto. ¿Qué factores los llevó al uso de portainjertos en parronales?. Este fundo tenía plantadas variedades que estaban obsoletas desde el punto de vista comercial y que han sido reemplazadas. Por lo tanto, al plantar esos suelos nos obligó a usar portainjertos resistentes a replante y también portainjertos donde se buscó maximizar la expresión productiva y cualitativa de la planta. Hemos usado y evaluado portainjertos tales como Harmony, Paulsen, Ramsey ubicados en suelos con distintas características, en miras de ver el potencial productivo para los desarrollos futuros de este campo. Hoy tenemos 73 hectáreas plantadas y esta unidad  tiene potencialmente plantables 250 hectáreas, es decir, nos queda bastante desarrollo por delante. -¿Qué otras apuestas innovativas están haciendo como industria y que consideran son claves para el futuro de este negocio?. Creemos que es clave  mejorar la productividad de la mano de obra, usando sistema de conducción que permitan este objetivo y con adecuados incentivos  para lograr bajar los costos. Hoy la empresa está apostando hacia diferentes sistemas al tradicional de conducción usado  en y que  se usan hace muchos años en otros países. Para producir una hectárea de Thompson (2 mil 500 cajas) se utilizan del orden  de 350 jornadas hombre por hectárea. Con el sistema de conducción Sudafricano la apuesta es bajar esas jornadas por año. ¿Cómo hacerlo?,  disponiendo mejor la fruta para facilitar la labor a los trabajadores. Los parrones con el sistema de parrón español son relativamente incómodos para el trabajador y existe mucho tiempo muerto. El sistema Sudafricano permite dejar la fruta a la altura cómoda para el  trabajador, por lo tanto, se puede mejorar la productividad y por consiguiente  el sueldo, aspecto importante para capacitar y retener la mano de obra. -¿Usted encuentra que el valle está lo suficientemente tecnificado o encuentra que todavía se puede mejorar?. Yo creo que hay una gran dispersión en niveles de aplicación de tecnología en el valle. Hay grandes productores que aplican muy bien la tecnología y han trabajado con mucho criterio como también hay personas que todavía le falta mucho conocimiento y están en un estado de gestión muy rudimentario. Obviamente en la medida que los productores mejoren, la oferta de fruta será más homogénea, de mejor calidad y más consistente. Estas características como imagen país nos ayudan a posicionar nuestra fruta en el extranjero. -¿ Cuál es su apreciación respecto a la información local versus la de otros países?. En otras palabras, ¿cómo ve la relación entre la magnitud del negocio versus la inversión que se hace en investigación?. Es fundamental generar más conocimiento como industria y como país. Este negocio  (uva de mesa) se inició a partir de experiencias o modelos traídos desde  California o Sudáfrica  principalmente. En Chile, como industria hemos adquirido una gran experiencia, pero nos falta consistencia. A eso se suma que como productores tendemos a ser muy individualistas. Yo considero que esa actitud no es correcta en un gran país exportador como Chile, donde debiera haber un esfuerzo conjunto en el área  tecnológica de la industria. -¿Cuál fue la motivación que llevó a este predio ser socio del proyecto uva de mesa y las expectativas que le genera este estudio?. Uno como empresa tiene que estar a la vanguardia en investigación y para eso hay que participar. Como empresa privada me puedo demorar 10 años en llegar a una conclusión. Gracias a estas asociaciones podemos tardar tres años. Además, estos ensayos se replican en distintas partes del país, por lo tanto, los resultados desde el punto de vista de la metodología son mucho más concluyentes, rigurosos y confiables. -Siendo bien franco, ¿estos estudios le han aportado a la solución de problemas… a mejorar la competitividad del sector?. Absolutamente, nosotros no solamente tenemos la experiencia de lo que estamos haciendo hoy con el especialista Gabriel Sellés y con otros investigadores del INIA sino que tenemos experiencias previas que han sido tremendamente provechosas en el uso de portainjertos en variedades vitícolas. Creemos que es una forma muy inteligente de crecer y de invertir. -¿Qué falta todavía por estudiar? Yo creo que en la línea de riego tenemos mucho por hacer. Aquí estamos recién usando una tecnología en los procesos de programación del riego, siendo un hito importante la instalación de estaciones meteorológicas. Pero, desde mi experiencia de 20 años trabajando en este negocio, creo que el cerebro de la planta está en las raíces y si uno aprende a manejar el riego puede mejorar enormemente la productividad. Esto significa no solamente potenciar kilos, sino kilos con calidad y eficiencia en el uso del agua. Y ese balance, desde el punto de vista productivo y económico, es muy  importante a la hora de encontrar una ecuación. Esto se hace solamente con aplicación de conocimiento. -¿Qué más cree usted que falta por investigar?. Tenemos una variedad que aquí y en todas partes es tremendamente complicada: la Flame Seedless. En este campo es una buena opción porque se encuentra en una ventana donde aún ofrece buenos precios. Si se logra descubrir qué hacer para que esa fruta no se parta sería un tremendo logro. Tratamos de mantener la planta, desde el punto de vista hídrico, lo más equilibrada posible (nos anticipamos a la demanda atmosférica). Jugamos con una ecuación de calibre, riego, nutrición y calidad y nos ha funcionado bien. Pero, sabemos que inciden una serie de factores. Quien descubra qué hacer para evitar que la Flame Seedless se parta se va ganar el premio nobel porque es realmente difícil. Aquí hay un tema donde la investigación puede hacer un tremendo aporte porque hay un problema que solucionar y que está en la genética de la variedad.La Flame Seedless tiene una serie de factores desde el punto de vista estratégico (mano de obra) que la hacen aún válida (es una variedad temprana), pero no sé que va a pasar comercialmente con ésta. Puede que aparezca una variedad que la desplaze como la Ralli ya que ambas ocupan la misma ventana de producción. -¿Qué impacto ha tenido la programación del riego en este rubro?. Es súper potente y fundamental en la productividad. En este predio no sobreregar es básico. Aquí gran parte del agua que regamos tenemos que elevarla mecánicamente, por lo tanto, hay un tema vital asociado al costo energético. En la medida que se riega bien, lo justo y necesario, la planta podrá maximizar su potencial productivo. -Cuáles son las bondades de clima y suelo, que posee el fundo El Retorno y que favorecen la producción vitícola. Esta es una zona de baja humedad relativa y de baja presión de enfermedades fungosas principalmente botritis. Esta condición nos permite manejar el doble propósito, es decir, con una fruta de guarda (largo almacenaje) o bien terminar adecuadamente con un producto para el negocio de nicho en cada temporada. -A su juicio, ¿cuál ha sido la política comercial y de marketing que ha llevado a la exportadora Subsole a posicionarse en los mercados extranjeros?. Consistencia en la calidad y uniformidad, esa es la clave. La estrategia de Subsole es ser un proveedor del año completo para las cadenas de supermercado. -¿Este año aumentaron o bajaron las exportaciones?. Aumentaron. Nosotros en promedio estamos en un 20% sobre lo estimado en invierno. El promedio aproximado de este campo fue de 3 mil cajas por hectárea con producciones de  4 mil 300 cajas en Black Seedless  y producciones de casi 2 mil 400 cajas en Flame Seedless. -En la parte comercialización, ¿qué inconvenientes existen para este rubro por el hecho de estar ubicado en esta parte del Hemisferio?. El peak de producción de Aconcagua coincide con el peak de la oferta país y la oferta es inversamente proporcional a la curva de precio. Por lo tanto, cuando Aconcagua está en plena producción es cuando se produce la mayor presión de oferta en los mercados de destino de la fruta, principalmente EE.UU. Eso obliga a ser tremendamente cuidadoso con la calidad del producto para no caer en mercados mayoristas.  Hay que colocar la fruta en programas de cadenas  de supermercados, en tiendas  especializadas o tener condición para guardar y desplazar las ventas; y, por esa vía escapar del precio base, porque con ese precio no sobrevives. -¿Cuáles son los nichos de mercado donde se reconoce la calidad de la fruta que ustedes exportan?. Subsole ha establecido en el largo plazo una relación comercial  muy fuerte con algunas cadenas de supermercados. El año pasado, gracias al trabajo que hizo la compañía, fue premiada como el mejor proveedor de uva de mesa del Hemisferio Sur de la supermercadista inglesa Tesco, uno de los mayores retailers del mundo.Subsole exporta a todos los mercados donde llega fruta fresca y uva de mesa. Para nosotros acceder, vía Subsole, a esos nichos de mercado es una excelente opción. Nuestra preocupación como productor es conseguir fruta de calidad, buena distribución de calibre y un producto homogéneo. En este negocio es fundamental trabajar el concepto de fruta de calidad. -¿Siente que están preparados para enfrentar los desafíos y exigencias futuras que ya están  siendo un tema para los productores agrícolas como la huella del carbono y la huella del agua?. En este negocio uno nunca debe dejar de innovar e incorporar los nuevos requerimientos del mercado. La tecnología nos permite estar en un buen pie para enfrentar los nuevos desafíos. La huella del carbono no es un proyecto que hemos iniciado formalmente como empresa pero sabemos que en el corto/mediano plazo debiéramos desarrollarlo. Lo encuentro súper interesante porque estos temas son parte de la responsabilidad ambiental que debemos tener como empresa y validan nuestra opción comercial al agregar atributos a nuestros productos. -Pero, ¿están realmente preparados?. Sí, estamos preparados. La huella del agua, por ejemplo, en cierta forma lo estamos haciendo, usando tecnología para ser lo más eficiente en el uso del recurso. En este campo el agua es un recurso caro por el costo energético que lleva asociado, por lo tanto, tenemos que ser muy eficientes y llevar al detalle nuestros consumos. Después habrá que ver cómo ordenar las ecuaciones e implementar  la metodología que se requiera.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *