20 de noviembre de 2009 09:07 AM
Imprimir

A pesar de la cuotificación, la hubbsi sigue en emergencia

El manejo de merluza hubssi mediante la asignación de Cuotas Individuales Transferibles de Captura (CTIC), que regirá a partir de 2010, respeta la emergencia biológica que sufre la especie.

Así lo reconoce la Resolución 33/09, la norma que traspasa al Consejo Federal Pesquero la administración: “La situación de emergencia se mantiene en la faz biológica”, describe el texto.
Citando a informes del Inidep, la Subsecretaría de Pesca de la Nación argumenta que para empezar a salir la crisis será necesario alcanzar una biomasa reproductiva de 400 mil toneladas.
En este sentido y con tono optimista, desde la cartera aseguran que la cuotificación es un sistema que permitirá “una evolución favorable del recurso” en términos biológicos.
Sin embargo, por la experiencia registrada en otros países queda claro que las CITC no protegen al recurso, si no están acompañadas por una estructura de control eficiente, que en la Argentina aún no se alcanzó.
«Durante mucho tiempo se manejaron entre 30 y 45 mil toneladas de manera informal, generando un negocio desordenado: ese orden lo va a dar la cuotificación», expuso ahora el subsecretario de Pesca, Norberto Yauhar.

ECOS DEL CAMBIO
Por otra parte, la 33/09 agrega: “La discusión política de administración de la especie merluza en el CFP permitirá una mejor atención de los intereses plurales que convergen en la pesquería”.
Este mismo concepto fue destacado por el flamante representante de la provincia de Buenos Aires ante el cuerpo federal, Horacio Tettamanti, quien además cree que Mar del Plata se verá beneficiada.
“Los receptores de las cuotas transferibles son los buques, y por historia y antecedentes la provincia de Buenos Aires es la principal beneficiaria de esta metodología”, manifestó.
En tanto, el presidente de la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura, Darío Sócrate, fue más prudente al momento de analizar el nuevo escenario para la industria local.
“Ahora debemos evaluar si las disposiciones anunciadas se pueden llevar a la práctica, y eso se va a corroborar con el tiempo (… ) Nosotros hemos cuestionado la aplicación de este régimen porque no había relación entre la cantidad de pescado que la flota argentina puede sacar y lo que biológicamente corresponde extraer», dijo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *