1 de julio de 2016 16:50 PM
Imprimir

Profundizan el plan de trabajo para transparentar la cadena de ganados y carnes

Los representantes de distintos organismos coincidieron en que es necesario empezar a accionar de manera conjunta y coordinada

Con el objetivo de asegurar un crecimiento sostenido en todas las etapas de la producción, transformación y comercialización de ganados y carnes, el Ministerio de Agroindustria continúa avanzado junto con los organismos competentes a nivel nacional y provincial en el desarrollo de políticas ganaderas.

Esta semana el Ministro Ricardo Buryaile, acompañado por el secretario de Agricultura Ganadería y Pesca, Ricardo Negri; por el Subsecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso, y por Marcelo Rossi, del área de fiscalización, mantuvo una reunión de trabajo con autoridades del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Jorge Dillon; de Jefatura de Gabinete de Ministros, Tomás Azzali y Federico Alegre; de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Marcelo Costa; del Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires, Sergio Robert y del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), Marcelo Collomb y Miguel Navarro;

El principal eje del encuentro fue acordar un plan de trabajo conjunto enfocado en garantizar las condiciones laborales, la generación y cuidado del empleo en la Cadena de Ganados y Carnes a través del cumplimiento del sistema previsional, así como también respaldar la inocuidad de los alimentos. En otro orden, se evaluó la situación impositiva del sector.

“El compromiso del gobierno nacional es que toda la cadena de carnes tenga un crecimiento sostenido, pero para poder cumplir con ello hay que valorar la transparencia de manera definitiva”, resaltó Buryaile luego de la reunión en la cual el INAES, por las cooperativas, tuvo un espacio de análisis hacia futuro diferente, ya que los socios son además aportantes previsionales.

La facturación anual de la industria frigorífica es de $123.750.000 y como ejemplo, durante el año 2015 solo en la cadena bovina se faenaron 12,4 millones de cabezas, resultando un volumen de carne producida de 2,7 millones de toneladas de las cuales 2,5 millones se destinaron al mercado interno.

Los representantes de organismos que participaron coincidieron en que es necesario empezar a accionar de manera conjunta y coordinada, y en ese sentido, Buryaile reforzó “la transparencia en toda la cadena nos va a permitir asegurarle a los consumidores la calidad de nuestros alimentos, ampliar nuestros mercados y a los trabajadores sus derechos. Es un esfuerzo de todos los actores que a largo plazo redundará en mejor producción, mejores ventas y más empleo de calidad para los argentinos”.

Fuente:

Publicidad