2 de julio de 2016 19:11 PM
Imprimir

“El nuevo paradigma agrícola es el desarrollo de las bioeconomías”

Lo sostuvo Jorge Latuf, coordinador general de Aacrea. El técnico, de Madariaga (Bs. As.), analizó, con Con Clarín Rural, el presente y futuro del sector

1 – ¿Cuál es su evaluación sobre estado actual del sector?

Se percibe la sensación, que parece novedosa, de que el sector agropecuario será el motor de la recuperación económica del país y el generador de desarrollo local. Actualmente, la sociedad está valorando nuevamente lo que el sector agropecuario le aporta a todos. También las autoridades lo ven: saben que el campo tiene una altísima capacidad de inversión en el sector y en sus comunidades. Todas estas percepciones se parecen a lo que sucedió post crisis del 2001, exceptuando que el contexto internacional de hoy es más desfavorable que el de entonces.

 

2 – Teniendo en cuenta que por su función recorre muchas zonas, ¿cuál es el diagnóstico de las diferentes regiones?

El diagnóstico es dispar. En el Litoral, hay muchas zonas que aun padecen los daños de las inundaciones y los excesos hídricos; en Cuyo, las producciones regionales perdieron competitividad y posición en los últimos años; por su parte, en el NOA sucedieron dos años climáticamente muy complicados y también complicó el esquema con altos costos productivos. En el caso del NEA, la falta de las rotaciones impactó negativamente en los rendimientos de los cultivos, En Santa Fe y parte de Córdoba, el haber perdido la producción de verano 2015/16, a solo días de cosecharla y teniendo en cuenta que era un gran campaña, fue un gran golpe afectó a nivel productivo y emocional.

 

3 – ¿Coincide con la idea de que cambió el ánimo de los productores pero aun no piensan en el largo plazo?

Es muy cierto, ya que cambió el contexto y el productor ya modificó su mentalidad. Sin embargo, en los últimos diez años se acostumbró a planificar el corto plazo. Hay que considerar que ahora se está terminando un ciclo planificado con mucha incertidumbre y ésta es la primera campaña con nuevas reglas y certezas. Por eso, aun el productor no puede pensar para los próximos diez años.

 

4 – Con el cambio de contexto, ¿la agricultura está mejor posicionada que la ganadería o viceversa?

Las diferencias son que la agricultura tiene la ventaja de una mayor capacidad de reacción para modificar el rumbo de las decisiones y un retorno de la inversión más rápido, respecto a la ganadería; sin embargo, el negocio ganadero actualmente es más ventajoso porque todos los novillos que se producen, se consumen. Es decir, hay baja oferta por un producto muy demandado.

 

5 – ¿Cuál es el nuevo paradigma en la producción agropecuaria argentina?

Sí, los hay. Uno de ellos, tal vez el próximo, es el desarrollo de las bioeconomías. Es decir, el agregado de valor para la materias primas, lo cual permitirá un salto de calidad en los próximos años. Ya hay una integración importante de productores que, además de producir mucho y de forma eficiente, también quieren avanzar en la cadena productiva.

 

6 – ¿En qué tiempo se puede producir este cambio y en qué otras tecnologías está pensando para elevar el potencial?

Ya hay iniciativas productivas relacionadas con este cambio de paradigma y estimo que se puede consolidar en menos de diez años. Y, respecto a las nuevas tecnologías, claramente estoy pensando en el riego como herramienta que aun tiene escaso desarrollo en el país y puede producir un gran salto productivo

Fuente:

Publicidad